Ecuador ha autorizado el ingreso de cinco firmas que…
Cadena de mensajes en Bolivia afirma que la vacuna c…
Brasil supera las 500 000 muertes por covid-19
Las camineras y otros espacios del malecón de la pla…
Vacunación anticovid-19 se realizó sin contratiempos…
Poca demanda para la emisión de pasaportes en Quito …
Los operadores turísticos se preparan para iniciar l…
Concurso ¿Cómo cuido el Centro Histórico? de Quito y…

El corte mullet está de regreso gracias a su versatilidad

Las capas del corte mullet son más cortas y también tienen mayor volumen. Foto: Pixabay, Pexels, Freepik

El corte de cabello estilo mullet fue muy usado por cantantes de bandas de rock, country y glam pop de los setenta y ochenta del siglo XX. Algunas décadas después, esta tendencia volvió a ser marcada por actrices, cantantes pop y modelos.

Este ‘look’ es versátil al lucirlo. Proporciona un efecto de volumen al cabello delgado. Además, se lo lleva con ondas o liso. Es recomendable usarlo medianamente despeinado, para que luzcan las capas o el rapado lateral en el momento de recogerlo.

El corte se caracteriza por tener dos longitudes: corta adelante y larga en la parte posterior. Es una opción rejuvenecedora, arriesgada y atrevida, apta para hombres y mujeres de cualquier edad. En la actualidad ha variado el estilo de capas de los años 80, por lo que los mechones son más irregulares que lineales.

Este estilo ha sido muy visto durante los últimos años en las grandes pasarelas de moda y alfombras rojas. Han sido combinados con trenzas francesas, coletas y con crestas de colores de alto volumen.

David Quemba, técnico colombiano en colorimetría y cortes capilares, menciona que toda persona puede usar el corte teniendo en cuenta su tipo de rostro, el estilo que quiere llevar y lo que pretende expresar a través de la personalidad.
Existen seis tipos de rostro: ovalado, cuadrado, diamante, triangular, corazón y redondo. Cada uno tiene características que ayudan a elegir el mejor estilo para llevar el cabello.

El ovalado tiene dimensiones armoniosas, ideal para un peinado clásico mullet. El rostro redondo no tiene ángulos destacados, pero se realizan diferentes capas a la altura del pómulo para dar el efecto de adelgazamiento del cachete.
Las formas cuadrada y de corazón proporcionan la facilidad de crear más volumen en la parte superior, además de complementarlos con flequillos muy sencillos.

Los rostros en forma de diamante o triángulo invertido lucen este corte para pronunciar más los rasgos faciales. Además, la forma alargada permite usar diferentes tipos de fleco y cerquillo para incrementar el volumen y movilidad del cabello.

Ahora existe variedad en este corte. El mullet con capas se distingue por mechones más pronunciados adelante con terminación en punta y peinados hacia arriba. El ‘glam rock’ es usado con volumen y textura en la parte superior, llevando el flequillo hacia adelante para resaltar los lados rapados. Para lograr un toque más personal es recomendable jugar con colores de fantasía: rosado, violeta, entre otros

Las longitudes son muy importantes. El cabello liso se lo puede llevar más corto o largo, mientras que el rizado va en un tamaño intermedio.

Para saber el estilo más favorable de llevar un mullet, es recomendable asistir a una asesoría técnica en las peluquerías. Es importante que en la sesión se defina el color. Los especialistas recomiendan un retoque de tinte y capeo entre 15 días a un mes, dependiendo del nivel de crecimiento del cabello de la persona.