Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 14 de junio del 2021
La vacuna es una forma de protegerse, pero no libra …
Transportistas de seis ciudades piden subir el pasaje urbano
Hotel Quito, el ícono de la modernidad de la ciudad
Venezolanos tienen alta expectativa para la regularización
La Fiscalía acumula más elementos en el caso Las Torres
La demanda de vestidos de grado se recupera frente al 2020
14 años de debate, para focalizar subsidios; Gobiern…

Reencuentro de una pareja de ancianos luego de ser obligados a separarse

Wolf y Anita no han perdido su amor, tras décadas de matrimonio. Foto: Infobae

Wolf y Anita no han perdido su amor, tras décadas de matrimonio. Foto: Infobae

Wolf y Anita no han perdido su amor, tras décadas de matrimonio. Foto: Infobae

Los cónyuges, en matrimonio desde hace 62 años, residieron en lugares diferentes durante ocho meses pero lucharon para poder compartir el mismo techo.

Una pareja alemana que había sido forzada a separarse en Canadá tras 62 años de matrimonio logró hacer escuchar su pedido y encontró un centro de atención con cupo para ambos y así compartir juntos sus últimos años de vida.

Wolf Gottschalk, de 83, y su esposa Anita, de 81, se enamoraron durante su adolescencia en Dusseldorf y se casaron en 1954. Poco después de la boda, emigraron a Surrey, en Norteamérica, donde tuvieron tres hijos.

Por su delicado estado de salud, su familia consideró a comienzos del 2016 que necesitaban asistencia permanente en un hogar geriátrico, pero los centros de la zona no tenían espacio para recibir a dos personas.

La triste fotografía del momento en el que tuvieron que separarse conmovió a las redes y se viralizó, lo que impulsó su búsqueda de un lugar en el que puedan compartir sus días.

Sin embargo, el período no fue de separación total. Su familia trasladaba a Anita cada día, en un recorrido de 30 minutos, para que pueda ver visitar a Wolf. Todos los días debían separarse en una dolorosa escena.

La larga espera por una vacante en la residencia de Morgan Heights llegó a su fin esta semana. “La reunión vio lágrimas de alegría para todos los involucrados”, relató Ahsley Bartyik, nieta de la pareja en Facebook. “Ahora estarán bajo el mismo techo por sus años restantes. No podríamos estar más agradecidos”, exclamó.

El video compartido muestra la emoción de la pareja al reencontrarse de forma definitiva. “Mírame, mírame. Te amo”, le dice Anita a su esposo en una magnífica y sentimental escena.

La familia también agradeció a las autoridades y resaltó que la campaña también hizo público el pedido de otras parejas en situaciones similares, y seguirán luchando para que sus reclamos tengan el mismo desenlace.