14 de octubre de 2018 00:00

Azuay: 500 familias cuidan del agua

La parroquia Quingeo está en la zona oriental del cantón Cuenca. Foto: Xavier Caivinagua para EL COMERCIO

La parroquia Quingeo está en la zona oriental del cantón Cuenca. Foto: Xavier Caivinagua para EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Lineida Castillo
Redactora
(F-Contenido Intercultural)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En la parroquia cuencana de Quingeo están albergadas más de 600 especies de flora y fauna. En las colinas hay plantas nativas como el aliso, musgo, chilco, alisos y guagual.

Estas y otras plantas existen en las 3 000 hectáreas de superficie de los bosques del Guarongo, Allpachaca, La Libertad y Garaushi, que retienen y filtran el agua de las vertientes que alimentan a 24 sistemas de agua de la parroquia.

Desde hace 10 años, 14 de estos sistemas forman parte de la Red de Juntas de Agua que dirige el Gobierno Parroquial con el apoyo de Senagua y la Empresa Municipal (Etapa) de la capital azuaya.

Según el presidente de la Red y técnico de la Junta Parroquial de Quingeo, Milton Tenesaca, esta integración permitió mejorar el manejo del agua y fortaleció las capacidades organizativas y operativas de las comunidades, mediante el intercambio de experiencias.

En la última minga  cercaron un kilómetro en una vertiente del bosque de Allpachaca para impedir el ingreso del ganado. Foto: Xavier Caivinagua para EL COMERCIO

En la última minga  cercaron un kilómetro en una vertiente del bosque de Allpachaca para impedir el ingreso del ganado. Foto: Xavier Caivinagua para EL COMERCIO

Cada sistema tiene su directiva que organiza mingas –por lo menos una al mes- para realizar las tareas de limpieza y el cercado de sus vertientes e impedir el paso del ganado que contamina el agua con las heces, cuenta Tenesaca.

También hacen reforestación y vigilancia para prevenir incendios forestales en verano. Por lo general, en las mingas la Junta Parroquial de Quingeo, Senagua o Etapa proporcionan materiales como alambres y postes.

De esta forma, hace un mes 30 de los 165 usuarios del Sistema Cochapamba alambraron un kilómetro en una vertiente del bosque de Allpachaca. El Gobierno Parroquial dio el alambre y los postes.

Las mingas se cumplen mediante turnos y trabajan todo el día, contaron las hermanas Irma y Norma Boconsaca, usuarias de este proyecto. Para ellas, con la protección y cuidado de esta cuenca hídrica tienen agua todo el año.

Según el presidente del Sistema de Cochapamba, Manuel Loja, en esta comunidad las familias están comprometidas con la conservación del bosque y la naturaleza, pero tienen inconvenientes con poblados aledaños donde se ha talado parte de la vegetación para ampliar la frontera agrícola.

El Sistema de Agua Cochapamba es uno de las más grandes de Quingeo y beneficia a los 1 200 estudiantes de la Unidad Educativa del Milenio, que están en la parte baja de la cabecera parroquial.

En este entorno vive una diversidad de aves como perdiz o mirlos y abundan los conejos y el tapir. También hay venados y tigrillos. “Es un territorio de importante riqueza en flora y fauna”, dice Nicolás Guartán.

La Junta Parroquial, a través de la Red de Juntas de Agua, capacita de forma permanente a los operadores de los sistemas y administradores sobre el manejo y atención en caso de afectaciones a las tuberías de conducción.

Con los usuarios del agua forman brigadas de guardabosques y les enseñan cómo intervenir en caso de incendios forestales. Por ejemplo, en agosto pasado los habitantes de Pirancho apagaron un incendio que consumió ocho hectáreas. Ellos colaboraron con los Bomberos de Cuenca.

Desde el sistema más pequeño -como Macas Alto (25 usuarios)- hasta el más grande -como Cochapamba- desarrollan programas de conservación de fuentes hídricas y vertientes. Al inicio fue difícil organizarlos; “hubo resistencia”, recuerda Milton Tenesaca.

Empezaron con cuatro juntas y, tras los resultados obtenidos en la organización y la dotación del servicio, luego se integró el resto. Aún están pendientes de sumarse comunidades como Rumipamba y Nonadel Rosas. Para Tenesaca, es importante para manejar una sola norma ambiental.

Trabajo


Las familias viven de la agricultura. Siembran maíz, granos, papas y hortalizas.

Clima frío

En invierno, la temperatura promedio es de siete grados y en verano puede llegar hasta los 20 grados.

Población en la zona

500 familias  están involucradas en el cuidado de las fuentes hídricas en Quingeo.

Etnia indígena

Los campesinos e indígenas que habitan esta región se consideran descendientes de los kichwas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)