Cierre de av. Panamericana en Tabacundo; policías y …
Transportistas de buses normalizan servicio en Quito
Compra de buque para ampliar límites continentales e…
Desempleo golpea más a los quiteños
Conaie vuelve a movilizarse y exige combustibles baratos
18 026 estudiantes no retornaron a sus aulas este añ…
Familiares de presos pagan hasta USD 251 al mes
La violencia de Guayaquil deja duras secuelas en fam…

Asesorías en línea para una equilibrada y buena nutrición

Imagen referencial. Las citas nutricionales en línea duran entre 40 y 60 minutos. La guía servirá por días. Foto: Ingimage

Imagen referencial. Las citas nutricionales en línea duran entre 40 y 60 minutos. La guía servirá por días. Foto: Ingimage

Imagen referencial. Las citas nutricionales en línea duran entre 40 y 60 minutos. La guía servirá por días. Foto: Ingimage

Asesorías para lograr un menú equilibrado y planes para bajar o subir de peso son algunos de los servicios que expertos en nutrición ofrecen vía ‘online’, tras el cierre de sus consultorios por la emergencia sanitaria por el covid-19.

Sara Mafla es una de ellas. Antes de la llegada del coronavirus al país, ya estaba familiarizada con esa metodología de trabajo, pues siempre había alguien que, por cuestiones de tiempo, se inclinaba por el seguimiento en línea.

Luego de la pandemia, esta especialista ha potenciado ese servicio para mantenerse en contacto con sus pacientes y para motivarlos a cumplir
sus respectivos planes nutricionales. También para captar a más interesados en mejorar su estilo de vida, que, según ella y su colega Sara Rivera, han aumentado.

Mafla asegura que la consulta en línea es igual de efectiva que una presencial: se resuelven inquietudes y se elaboran planes nutricionales dependiendo de las necesidades de cada persona. Con la talla y el peso, la especialista puede saber si una persona tiene sobrepeso u obesidad. “Lo que sí se dificulta es la medición de la grasa corporal, pero tranquilamente podemos avanzar”.

Cuando las personas carecen de una báscula en su casa, Rivera les solicita fotos de la parte frontal y de la espalda para tener una idea más exacta de la condición de cada paciente.

Con eso coincide la nutricionista María José Sánchez. Apunta que las medidas otorgadas por los pacientes son solo referenciales, pues para esta especialista son importantes las medidas corporales exactas para registrar los cambios. Por eso, cuando termine la emergencia sanitaria, lo primero que hará es tener citas para completar su protocolo.

Las especialistas coinciden en que la pandemia ha despertado el interés de más personas por conocer sobre alimentación equilibrada, por ejemplo. De ahí el aumento de las citas en línea y de los talleres gratuitos para hablar de los mitos y verdades de los carbohidratos, de los beneficios de las grasas o de los jugos verdes.

Sánchez cuenta que el número de encuentros virtuales dependerá de la condición de cada paciente, pues asegura que hay personas que requieren de apenas dos citas. Luego de la primera, ella realiza un seguimiento luego de cuatro semanas. Mafla, en cambio, se contacta con sus pacientes cada 15 días o tres semanas. Rivera prefiere hacerlo cada semana, para que el paciente se ­sienta acompañado.

Sobre el costo, algunas especialistas lo han modificado, considerando la crisis económica. Una cita presencial estaba entre los USD 30 y 50. Otras nutricionistas se han aliado con psicólogos para ofrecer una asesoría completa, pues la selección de alimentos podría estar relacionada con las emociones.

Suplementos digitales