16 de septiembre de 2020 13:25

Paulina Tamayo, Gerardo Morán y María de los Ángeles cuentan cómo la pandemia cambió su rutina

Paulina Tamayo disfruta junto a Dora María, Nacho Josué. Barbie Sol y Candy Paulina.

Paulina Tamayo disfruta junto a Dora María, Nacho Josué. Barbie Sol y Candy Paulina. Foto: Cortesía Paulina Tamayo

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 2
Ana Cristina Alvarado

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Durante el confinamiento, los cantantes ecuatorianos Paulina Tamayo, Gerardo Morán y María de los Ángeles se han dedicado a su hogar y a preparar nuevas producciones para su público.

El paro de actividades ha sido una oportunidad para compartir en familia, para descubrir recetas nuevas y para emprender pasatiempos y negocios. La reflexión no ha quedado de lado.

Paulina Tamayo tiene más tiempo para sus peluditos

La ‘Grande del Ecuador’ tenía planificado irse de gira a Europa y Estados Unidos en el segundo trimestre de 2020, sin embargo, la pandemia cambio sus planes.

Una vez que se declaró la emergencia sanitaria, la cantante se recluyó en su hogar. Asegura que sigue todas las medidas de bioseguridad recomendadas por las autoridades. “El coronavirus no es ninguna broma, mucha gente conocida ya no está con nosotros”, cuenta vía telefónica.

Tamayo ha aprovechado estos meses para compartir con su familia. El Día de la Madre, el Día del Padre y otras fechas importantes para las familias eran de trabajo para la cantante. Este año fue diferente. “Esto me hace recapacitar, la salud y la familia son lo más importante”, asegura.

En este tiempo en casa, la artista también ha dedicado más tiempo a sus cuatro Schnauzer. “Les he dado todo el amor y el tiempo que se merecen”, relata. Dora María, Nacho Josué. Barbie Sol y Candy Paulina son sus consentidos.

La jardinería es otra ocupación de Tamayo. Puso en su balcón plantas de cedrón, toronjil y lavanda. Además, se compró un árbol de ciprés limón.

Escuchar música es una de las actividades favoritas de la cantante. Prefiere los géneros cristianos y la música ecuatoriana de la generación de Carlota Jaramillo y Los Hermanos Miño Naranjo.

“Un tema que me llegó en esta pandemia es Vi llorar a Dios, un vals interpretado por JJ”, cuenta. Esta canción será grabada junto a un par de temas más una vez que los casos de covid-19 disminuyan en Quito.

Aunque la música en vivo ha sido muy afectada por las restricciones a la movilidad y aglomeraciones, la cantante hizo tres conciertos virtuales en los seis meses pasados.

Ahora está planificando un concierto presencial para su aniversario 50°, que se realizaría en mayo de 2021. “Espero que el público me acompañe”, finaliza.

Gerardo Morán es un abuelito chocho


El Más querido’ también tuvo que cancelar los conciertos que tenía programados para el segundo trimestre del 2020. Quedarse en casa le ha permitido compartir con sus hijos, hacer deporte y cuidar del hogar. “Ha sido un aprendizaje en la parte humana”, reflexiona Morán, vía telefónica.

El cantante de En vida aprendió a podar el césped y a preparar recetas novedosas. “Vengo de una familia humilde del campo, mi madre siempre nos enseñó a cocinar. Ahora con el internet, lo que uno no sabe, investiga. He preparado diferentes cortes de carnes, menestras, arroces, comida criolla”, cuenta.

Morán también ha disfrutado junto a su nieto Joaquín. El pequeño ya cumplió 11 meses. En sus redes sociales, el cantante publica fotos con su nieto en diferentes actividades. En una de las más recientes anunció que lo había llevado por primera vez a la piscina.

La música continuó como su principal ocupación. En estos meses se ha dedicado a estudiar piano y guitarra. También ha escuchado muchísima música.

“Sin ser religioso, me he dedicado a escuchar música de alabanza, de artistas como Jesús Adrián Romero, Alex Campos y Marcos Witt. Son canciones con mensajes. Antes no les daba atención, pero a uno le llenan el espíritu y le ponen a meditar”, dice.

También ha estado produciendo, principalmente en el formato de dúos. Ha grabado junto a Noé Morales, Roberto Zumba, Anita Lucía Proaño, Héctor Jaramillo, Kike Vega, entre otros. Tiene 200 canciones por sacar.

El disco ‘El día en que yo me muera’ ya está disponible en plataformas musicales. En noviembre lanzará un álbum de pasillos, boleros y valses, que se llamaría ‘Puro sentimiento’ u ‘Orgullo ecuatoriano’.

También está preparando un disco junto a orquestas como Don Medardo y sus Players, La Tropicalísima, D’Franklin Band, Zona 5 y Los Diamantes de Valencia. Esta producción aún no tiene nombre ni fecha de estreno.

María de los Ángeles tiene sangre de emprendedora


La agenda artística de María de los Ángeles se vio afectada por la pandemia, pero esto se convirtió en una oportunidad para dedicarle tiempo a sus hijas, Melani (22 años) y Cielo (10).

“Desde hace muchísimos años no había podido pasar en casa con mis hijas. Este fue un momento para ayudarles a que terminen el año escolar, cocinarles lo que les gusta, ser ama de casa”, cuenta vía telefónica la ‘Embajadora de la música popular’.

Encebollado, caldo de patas, papas con cuero, pastel de calabaza y colada de zapallo son algunas recetas que perfeccionó en este tiempo.

Durante la pandemia, la cantante amplió su emprendimiento, la tienda de moda femenina Saramell Boutique. María de los Ángeles observó que un mercado desatendido era el de bebés. Si bien sí hay oferta, las madres necesitaban que las prendas lleguen a domicilio.

María de los Ángeles
ha acompañado sus actividades caseras y su trabajo con su música favorita. Baladas, bandas y bombas son algunos de sus géneros preferidos.

“Fueron momentos de mucha reflexión, subí un ‘cover’ que le hice a la Virgencita”, cuenta.

La cantante no descuidó su labor artística. Al inicio de la pandemia hizo tres conciertos gratuitos a través de redes sociales. También hizo un concierto virtual pagado, celebrando sus bodas de plata.

La segunda semana de septiembre lanzó el sencillo Qué lindo es el amor, junto a La Giga Band. También está preparando el sencillo A otro nivel, compuesto por Guido Narváez, su esposo. “Es en ritmo de bolero. Es un tema dedicado a las mujeres, porque en esta cuarentena se ha visto mucho femicidio y maltrato a la mujer”, señala.

Ahora está trabajando en internacionalizar su música. “A más de Ecuador, el país en donde más se ve nuestra música es en Perú”, dice la cantante. A futuro tiene planificado asociarse con un empresario que le ayude a difundir sus temas en ese país.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (3)