10 de junio de 2019 00:00

Arrullos y bundes esmeraldeños en un CD

Grabación del disco ‘Nosotros los lagarteños’ en la casa de don Arnulfo Chila. Foto: cortesía Rubén Jurado.

Grabación del disco ‘Nosotros los lagarteños’ en la casa de don Arnulfo Chila. Foto: cortesía Rubén Jurado.

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 2
Fernando Criollo
Redactor
(F-Contenido Intercultural)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Nueve mujeres y hombres adultos mayores conforman el último grupo de arrulleros que mantiene viva la herencia musical de sus antepasados en la comunidad de Lagarto, en Esmeraldas. Parte de ese legado ha quedado preservado en el disco ‘Nosotros los lagarteños’, que reúne 17 temas musicales grabados in situ.

Hace cuatro años el grupo formalizó su actividad bajo el nombre de Rescate Cultural para integrarse a un proyecto que les permita conservar y transmitir parte de sus saberes ancestrales y talento, y en el que han trabajado junto con la gestora cultural Giovanna Valdivieso y el productor Carlos Rojas, en coproducción con el Festival Madambé.

La grabación del disco se realizó durante dos días, en marzo de este año, en la casa de Arnulfo Chila, donde el grupo ensaya regularmente rodeado de los tambores construidos por este artesano lagarteño.

La idea, dice Valdivieso, era obtener un registro original y orgánico de cada tema, que incluye ciertos sonidos ambientales, como una especie de “documental musical”. Por otro lado, también se facilitaba el trabajo de los artistas musicales que no podían abandonar sus actividades agrícolas, ganaderas y de pesca a las que se dedican para subsistir.

Para el disco, el grupo escogió 12 piezas de su propia autoría y cinco temas de la tradición popular. El repertorio se divide entre arrullo bambuquiao y bunde, que se diferencian en la estructura del compás (6/8 y 2/4, respectivamente), pero que comparten su carácter de canto en copla responsorial, cuyos versos exaltan la divinidad de personajes religiosos y hablan de la relación del hombre con la sociedad y la naturaleza.

También consta un canto ritual fúnebre conocido como alabao, décimas y loas, en las que expresan la visión de su entorno cotidiano.

El cununo, bomba, guasá, maracas y, por supuesto, la voz de los cantores destacan como los instrumentos principales en la interpretación. “Los comuneros de Lagarto viven la espiritualidad de una manera más vivencial”, dice Valdivieso sobre una tradición musical que se convierte en patrimonio vivo del sincretismo cultural y religioso.

Valdivieso explica que el proyecto se complementa con una etapa de difusión con la venta de los discos y la participación de Rescate Cultural en eventos culturales y festivales.

Otra línea de trabajo es la producción de una obra de títeres, que cuenta con fondos del Ifaic para escritura de guion, enfocada en rescatar las memorias de los arrulleros, su música y sus historias de vida.

El disco tiene un costo de USD 10 y se puede adquirir a través de la página de Facebook Rescate Cultural, donde también hay disponibles números de contacto. Una serie de videos y entrevistas que se realizaron durante la producción del disco serán publicadas periódicamente en las redes sociales del grupo. Los primeros videos publicados muestran parte del proceso de grabación del álbum.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)