19 de abril de 2019 00:00

El artista Andrés Sacoto se reafirma como cantautor

‘De paso por Guayaquil’ se grabó hace un año en los estudios porteños de Prosonido, en una sesión para el programa Autores en vivo de Sayce. Foto: Cortesía Kiave Nove.

‘De paso por Guayaquil’ se grabó hace un año en los estudios porteños de Prosonido, en una sesión para el programa Autores en vivo de Sayce. Foto: Cortesía Kiave Nove.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Edwing Encalada
Redactor (I)
eencalada@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Para reafirmar su faceta de cantautor, el artista quiteño Andrés Sacoto promociona su segunda producción como solista, bautizada ‘De paso por Guayaquil’. Contiene siete canciones grabadas en vivo y que hace 19 días fueron subidas a su página en YouTube, con la proyección de sacar en junio una trilogía de discos grabados en estudio.

“Atravieso una etapa de exteriorizar una gran introspección, por una necesidad mía de comunicar lo que quiero y siento”, reconoció.

Es su segunda producción discográfica luego de ‘Santacoto’, proyecto en que fusionó la música y el cine con la participación de más de 200 personas en la producción.

En ‘De paso por Guayaquil’ colaboraron Cristian Valencia en los teclados y acordeón, Carlos Bravo en la batería, Javier León en la percusión, Xavier Jeldes en el bajo, Marcel Ferrer en la guitarra, Robert Bosch en el saxofón y Galo Centeno en la trompeta.

Hugo Chiliquinga se convirtió en auspiciante del proyecto. Una de sus canciones (Devuélvanme la guitarra) relata, en ritmo de cumbia-tanguera, la historia del robo de este instrumento acústico.

“Las guitarras que fabrican son mágicas, ya que desarrollaron una caja de resonancia en su diseño que es similar a un compresor. Es como si tuviera un amplificador sin estar conectado”, añade Sacoto.

El ex Cruks en Karnak y Chaucha Kings describe a su trilogía como ASA (acústico, sólido y armónico) en una propuesta musical que devino de una fusión natural de géneros en canciones que cuentan historias. “Soy fanático de los músicos que cuentan historias como Rubén Blades y Jorge Drexler. Su música apasiona”.

Para él, es una ventaja no estar encasillado en un género musical, ya que le permite una licencia para experimentar con sonidos y narrativas.

En su canción Pico de oro, por ejemplo, incluyó elementos del reggae y la cumbia; en Princesa, en cambio, optó por una samba rioplatense. “En Devuélvanme la guitarra experimentamos con una cumbia tanguera, pero en Cómete la vida usamos una base rítmica de la salsa caribeña con algunos elementos funkies”, admite.

Se llama ‘De paso por Guayaquil’ porque fue grabado en los estudios de Prosonido del Puerto Principal, en un viaje donde se embarcó a las 06:00 y retornó a Quito a las 18:00.

Sacoto dedica también su tiempo a su sello discográfico Kiave Nove, que fundó junto con su esposa Susana Guzmán y que produce para artistas de géneros muy diversos, incluyendo a ‘youtubers’.

Aunque todavía no definen las ciudades para una minigira, Sacoto no oculta las ganas de volver al escenario. “Tengo 45 años y estoy sobre el escenario desde los 16 y me encanta la energía de comunicarnos con el público en el mejor lenguaje, que es el de la sensibilidad”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)