COE Nacional analiza este jueves 17 de mayo la situ…
Delincuentes roban dos fusiles de instalaciones mili…
Presidente confirma que el avión se vendió por USD 8…
Luis Lara, del Cenepa a la lucha contra el narcotráfico
El feriado por la Batalla de Pichincha se traslada este 2022
Parlamento finlandés ratifica la solicitud de ingres…
Suecia incia proceso de entrada en la OTAN
Soldados ucranianos evacúan Azovstal y son prisioneros rusos

Los 6 623 tiburones hallados en el barco chino serán arrojados en alta mar

El buque chino detenido por pescar en la Zona Económica Exclusiva de las islas Galápagos. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO.

El buque chino detenido por pescar en la Zona Económica Exclusiva de las islas Galápagos. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO.

El ministro del ambiente Tarsicio Granizo ofreció este 28 de agosto de 2017 una rueda de prensa sobre la sentencia al buque chino detenido por pesca ilegal en Galápagos. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO.

El barco carguero que fue detenido con tripulantes chinos, avaluado en aproximadamente USD 5 millones, podrá ser vendido y esos recursos se transferirán al Parque Nacional Galápagos. Así lo indicó en rueda de prensa Tarsicio Granizo, ministro del Ambiente, la mañana de este lunes 28 de agosto de 2017.

Según Granizo, la sentencia a los 20 tripulantes chinos por los delitos de tenencia y transporte de especies protegidas; y por el ingreso no autorizado a la reserva marina de Galápagos, incluyó una compensación cercana a los USD 6 millones. El dinero por la venta del barco podría sumarse a esos recursos.

El buque chino detenido por pescar en la Zona Económica Exclusiva de las islas Galápagos está avaluado en USD 5 millones. Podrá ser vendido y las ganancias de la venta pasarán al Parque Nacional Galápagos.  Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO.

El ministro indicó que dentro de la embarcación se encontraron 6 623 ejemplares de tiburones martillo (en peligro de extinción), sedoso, zorro ojón, zorro pelágico y maiko, sumando cerca de 300 toneladas de carga. “El daño ambiental es irreparable. Perder más de 6 000 tiburones afectará la cadena alimenticia“, dijo.

Ahora, según Granizo, la entidad deberá afrontar el reto de deshacerse de esa carga. Por ello, el MAE anunció que los ejemplares serán arrojados paulatinamente en alta mar, durante la ruta que deberá cumplir el barco Fu Yuan Yu Leng 999 hasta Manta.

El funcionario aclaró que no se puede dar otro uso a la carne de los ejemplares. “No sabemos la condición sanitaria de esa carne y los protocolos internacionales recomiendan destruir la carga”, insistió.

En el interior de la embarcación se encontraron más de 6 000 tiburones. Foto: cortesía Armada.

Granizo dijo que mantuvo reuniones con su homólogo de Costa Rica, para plantear la delimitación de un corredor marítimo de seguridad que garantice la migración de la especies, desde Galápagos hasta Centroamérica. La propuesta sostenible, denominada Semar, involucraría a las zonas marítimas de Costa Rica, Colombia, Panamá y Ecuador.