El presidente saliente de Perú se despide con un lla…
Comunidades cercanas a la cárcel de Cotopaxi solicit…
Biden advierte de que los ciberataques pueden acabar…
Nicaragua abre investigación contra esposas de líder…
Un hombre que aparentó el suicidio de su pareja fue …
Los artesanos de Huambaló preparan la Expoferia del …
SRI e IESS dicen que información no ha sido sustraíd…
Brasil suma 1 333 muertes por covid en 24 horas y el…

‘Oso’ fue rescatado de una quebrada por el Cuerpo de Bomberos

El perro había caído en una quebrada de difícil acceso, en donde permaneció cinco días sin comida y herido. Foto: Cortesía Bomberos de Quito

El perro había caído en una quebrada de difícil acceso, en donde permaneció cinco días sin comida y herido. Foto: Cortesía Bomberos de Quito

Miembros del Cuerpo de Bomberos de Quito rescataron a ‘Oso’, un perro que había desaparecido en Conocoto, en el valle de Los Chillos. Foto: Cortesía Bomberos de Quito

El Cuerpo de Bomberos de Quito rescató ayer, jueves 26 de abril del 2018, de una quebrada a un perro que llevaba cinco días de desaparecido en Conocoto, ubicado en el Valle de Los Chillos. Se trató de ‘Oso’, un pastor alemán cuyos propietarios lo buscaban.

Para sacarlo de la quebrada, los uniformados utilizaron equipamiento especializado y técnicas de rescate vertical porque el can estaba en un sitio de difícil acceso, en medio de los matorrales, con una pendiente de más de 10 metros de profundidad.

Los casacas rojas encontraron al animal empapado de lodo junto a un riachuelo. En ese instante lo alimentaron con pan. También verificaron que tenía una lesión en la columna. No resistía el dolor cuando lo sujetaron a un arnés para recatarlo. Entonces, lo colocaron en una bolsa y lo subieron.

El perro había caído en una quebrada de difícil acceso, en donde permaneció cinco días sin comida y herido. Foto: Cortesía Bomberos de Quito

El subteniente Romel Coro de los Bomberos dijo que “fue hermoso rescatar a ‘Oso’, que estaba perdido durante cinco días”. Luego, el perro fue entregado a su dueña, quien lo llevó al veterinario para que lo evalúen.