Puembo, de tierra de haciendas a zona con casas exclusivas
La disputa del narcotráfico eleva el crimen en Manabí
Aplicaciones móviles para blindar al teléfono celular
La ansiedad generalizada requiere de psicofármacos
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 21 de junio del 2021
Récord en remesas de migrantes durante la pandemia
Papel de asambleístas independientes vuelve al debat…
Carné de vacuna se vuelve otro ‘pasaporte’ y da calma

El papel del océano en revertir la crisis climática podría ser mucho mayor, según informe de la ONU

En la Cumbre por el Cambio Climático de la ONU se analizó la importancia del océano para detener la crisis del clima. Foto: Pixabay

En la Cumbre por el Cambio Climático de la ONU se analizó la importancia del océano para detener la crisis del clima. Foto: Pixabay

En la Cumbre por el Cambio Climático de la ONU se analizó la importancia del océano para detener la crisis del clima. Foto: Pixabay

El papel de los océanos en la reducción de la huella de carbono podría ser mayor del que se había pesando hasta ahora, según un informe publicado este lunes 23 de septiembre de 2019 en el marco de la Cumbre sobre Acción Climática de la ONU.

El estudio, elaborado por un Panel de Alto Nivel para una Economía Oceánica Sostenible, sostiene que “el océano podría generar una quinta parte de los recortes de las emisiones necesarias de aquí a 2050 para limitar el aumento de las temperaturas a 1,5C”.

Los expertos consideran que un aumento medio de las temperaturas por encima de 1,5C tendría efectos devastadores.

“Reducciones de esta magnitud son mayores que las emisiones anuales de todas las centrales eléctricas de combustión de carbón existentes actualmente en todo el mundo”, sostiene.

En este sentido, el informe pone el énfasis en la necesidad de desplegar una acción climática basada en el océano.

El estudio propone como soluciones el “incremento de la energía renovable basada en el océano“, “descarbonizar el transporte marítimo nacional e internacional de pasajeros y mercancías”, “aumentar la protección y recuperación de los ecosistemas de “carbono azul -manglares, praderas marinas y marismas-” y “utilizar fuentes de proteínas bajas en carbono procedentes del océano, tales como mariscos y algas, para ayudar a alimentar a poblaciones futuras de modo saludable y sostenible“.

El Panel de Alto Nivel para una Economía Oceánica Sostenible, compuesto por 14 países, lanzó hoy una llamada para favorecer “compromisos políticos, alianzas empresariales e inversiones” encaminados a desarrollar esta “vía hacia un futuro bajo en carbono y resiliente al clima”.

Este estudio se presenta dos días antes de la publicación del Informe Especial sobre el Océano y la Criósfera en un Clima Cambiante, que expondrá las principales amenazas que el cambio climático plantea al océano, “como la disminución de las poblaciones pesqueras, el aumento del nivel del mar y el incremento de la acidificación del océano”.