La equidad en el Gabinete de Gobierno aún es lejana
12 715 procesos judiciales por objetos ilícitos en c…
32 intentos de suicidio en el Chiche en lo que va del 2022
Desabastecimiento causa retrasos en instalación de m…
La vía Cuenca – Molleturo se reabrirá desde el…
Policía dice que hay un ‘ligero incrementoR…
Así serán los horarios de contraflujos desde el 16 d…
11 personas heridas y una fallecida por siniestros d…

Las medidas contra el cambio climático benefician la salud y son rentables

Los gases de efecto invernadero, producido por la contaminación, afectan a ciudades como Quito

Los gases de efecto invernadero, producido por la contaminación, afectan a ciudades como Quito

Los gases de efecto invernadero, producido por la contaminación, afectan a ciudades como Quito. Foto: Archivo/EL COMERCIO

Las medidas para reducir significativamente la emisión de gases de efecto invernadero pueden parecer costosas a corto plazo, pero son, de hecho, rentables si mejoran al mismo tiempo la calidad del aire y la salud de la población, revela un estudio publicado este martes 7 de mayo del 2019 por la revista Nature.

La investigación, liderada por las universidades estadounidenses de Vermont y Princeton, constata que los esfuerzos destinados a cumplir con los objetivos del Acuerdo de París de 2015 son “viables” desde el punto de vista económico.

Este tratado internacional establece como meta limitar a 1,5 grados centígrados la subida de las temperaturas con respecto a niveles preindustriales, o fijarlo por debajo de los 2 grados, ya que las consecuencias de un incremento mayor serían críticas.

Para lograrlo, la comunidad internacional debe implementar medidas drásticas, lo que ha planteado el debate sobre cuánto debe invertir la generación actual para salvar a las siguientes.

“La reducción de emisiones de gases de efecto invernadero reducirá también las muertes provocadas por la polución del aire en comunidades próximas a donde se reducen las emisiones”, explica en un comunicado el coautor del estudio Mark Budolfson, de la Universidad de Vermont.

El experto señala que existe un consenso generalizado sobre la importancia que tienen para la salud las “medidas de lucha contra el cambio climático“, pero, hasta ahora, este factor no se había “incorporado plenamente en los análisis económicos globales” para evaluar “cuánto debería invertir el mundo en la acción climática”.

Al agregar la polución ambiental a modelos de clima global, los investigadores demostraron que, desde el punto de vista económico, la “política climática óptima” debe ser “más agresiva de lo que se pensaba anteriormente”, pues “produciría beneficios netos inmediatos en todo el mundo”.

“Mostramos que el diálogo sobre el clima no tiene por qué girar en torno a la inversión de la generación actual de cara al futuro. Al realizar inversiones inteligentes en acción climática, podemos salvar vidas ahora con una mejora en la calidad del aire y de la salud”, destaca Budolfson.