¿Cambian las reglas en el tránsito en Quito tras res…
Ecuador estrechará lazos con Perú independientemente…
Israel planea el envío de un millón de vacunas a pun…
Al menos cinco presos muertos y 39 heridos por enfre…
ELN rechaza estar detrás de explosión de vehículo bo…
Vietnam crea un código de conducta para los usuarios…
La jornada electoral se desarrolla con una baja part…
España eliminará la obligatoriedad de mascarillas a …

Investigación documenta la expansión de la mariposa blanquita de col

Imagen referencial. La mariposa blanca de col fue motivo de investigación. Los resultados se publicaron en la revista PNAS. Foto: Pixabay

Imagen referencial. La mariposa blanca de col fue motivo de investigación. Los resultados se publicaron en la revista PNAS. Foto: Pixabay

Imagen referencial. La mariposa blanca de col fue motivo de investigación. Los resultados se publicaron en la revista PNAS. Foto: Pixabay

La mariposa blanquita de la col (Pieris rapae) supone un problema para todos los huertos del mundo y ahora un grupo de científicos, ayudados por ciudadanos han reconstruido la expansión de esta especie en los últimos mil años, según un estudio que publica este viernes 13 de septiembre de 2019 la revista científica PNAS.

Gracias al proyecto ‘Pieris’, de ciencia ciudadana, se logró más de 3 000 muestras de esta mariposa recogidas por unos 150 participantes voluntarios de 32 países, que fueron analizadas por investigadores de la Universidad de Tennessee (Estados Unidos), con la participación, entre otros, del español Instituto de Biología Evolutiva de Barcelona.

La mariposa blanquita de la col estaba hace 3 000 años restringida a una zona del este de Europa y su expansión a todo el mundo fue facilitada por las actividades humanas, desde la Ruta de la Seda a los viajes transcontinentales en barco o la construcción del ferrocarril en el oeste americano.

Se sabe que la mariposa blanquita de la col se distribuyó hace unos 1 200 años por Asia gracias al desarrollo de rutas comerciales como la de la Seda y, posteriormente, colonizó Siberia hace unos 300 años y el norte de África hace unos 200.

Desde Europa, esta mariposa saltó al este de norteamérica hacia el año 1855 aunque los expertos creen que pudo haber una segunda colonización al cabo de poco.

Desde esa zona, colonizó el oeste americano siguiendo el avance del hombre blanco y, a finales del 1900, llegó a Hawai. El estudio ha constatado que las mariposas del centro de California y sus alrededores son genéticamente diferentes a otras de América del Norte y parecen ser la consecuencia de que algunos ejemplares, accidentalmente, realizaron un viaje en tren desde el este de los Estados Unidos a San Francisco.

Las siguientes paradas en el avance de la mariposa fueron Nueva Zelanda (año 1924) y Australia (año 1932), probablemente desde San Francisco (EE.UU).

Este proyecto de investigación con participación de ciudadanos no científicos fue financiado por el gobierno de Estados Unidos, National Geographic, la Agencia Estatal de Investigación Española y la Comunidad Europea.