Las provincias de la Sierra ecuatoriana esperan un f…
Florida declara estado de emergencia en Miami-Dade p…
¿Cuánto le cuestan las vacunas anticovid-19 a Ecuador?
En Estados Unidos premian a equipo que negoció acuer…
Los contrastes de lluvias en el sur y sol en el nort…
Nueva gerencia del Metro también cree que la asisten…
Nuevo seguro para Coca-Codo Sinclair se contratará; …
Alcalde Jorge Yunda dispuso que en todos los mercado…

Científicos advierten de que el cóndor andino se dirige rápido a su extinción

Expertos de la UAM mencionan que el cóndor andino avanza rápidamente hacia su extinción. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Expertos de la UAM mencionan que el cóndor andino avanza rápidamente hacia su extinción. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Expertos de la UAM mencionan que el cóndor andino avanza rápidamente hacia su extinción. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

El cóndor andino sufre en los últimos años “un preocupante” declive de su población, por causas de origen antrópico (producidas por la actividad humana), en especial los envenenamientos, según una carta publicada en Science por investigadores de Sudamérica y España.

La población mundial de esta especie probablemente no supera los 6 700 individuos y está disminuyendo “de manera preocupante” en toda su área de distribución, particularmente “debido a eventos de envenenamiento masivo a los que la especie es especialmente propensa debido a su comportamiento altamente gregario.

Los expertos, encabezados por la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) consideran que el cóndor andino (Vultur gyphus) “avanza rápidamente hacia su extinción”.

Los envenenamientos son hoy “la amenaza más grave” para este ave, eminentemente carroñera y que se reúne de forma masiva para alimentarse.

Esta característica, le hace muy vulnerable a las carroñas envenenadas, ya sea con la intención de eliminar a los cóndores o a otros animales que son considerados alimañas, como el puma o los perros asilvestrados“, informa en comunicado la Fundación para el Conocimiento, Madrid.

La misiva se refiere a dos casos recientes y “especialmente graves”, uno en Argentina donde murieron 34 cóndores, lo que supone el 1 % de la población mundial, y el segundo en Bolivia.

“Ambas situaciones -según los expertos- ponen de manifiesto que, de darse un evento de envenenamiento, las consecuencias pueden ser potencialmente devastadoras para las poblaciones de la especie”.

Pero además hay otras amenazas, como la intoxicación por plomo, la competencia con perros vagabundos y la caza y captura ilegales Los investigadores plantean la conservación de esta especie priorizando enfoques colaborativos y combinando múltiples escalas desde la local a la internacional, que garanticen el abordaje y resolución exitosa de las amenazas para el cóndor.