Asesinatos se duplican entre 2020 y 2021 en Ecuador
En Quito, 34 choferes se quedaron sin puntos este 2021
Los 2 caminos: acuerdo o muerte cruzada
La empresa New Stratus busca contrato a 20 años en e…
Autor de ataque con arco en Noruega mató a cinco per…
Corea del Norte lanzó otro misil hacia el mar de Japón
Suiza premia a creadora de la vacuna contra el covid…
Maduro evaluará el futuro del diálogo con la oposici…

Cabras en una ciudad fantasma: los animales se toman un desierto balneario galés

Las cabras de cachemira bajadron al pueblo de Llandudno, en Reino, Unido, al no ver gente en las calles. Foto: Reuters

Las cabras de cachemira bajadron al pueblo de Llandudno, en Reino, Unido, al no ver gente en las calles. Foto: Reuters

Las cabras de cachemira bajaron al pueblo de Llandudno, en Irlanda, al no ver gente en las calles. Foto: Reuters

Un rebaño de cabras de Cachemira invadió un balneario galés después de que el confinamiento por el coronavirus dejó sus calles desiertas.

Los animales, que suelen pastar libres en un cabo cercano que se adentra en el Mar de Irlanda, han decidido pasearse por Llandudno, donde llevan los últimos tres días dándose un festín con sus jardines, setos y flores.

Al igual que otros países afectados por la crisis mundial del coronavirus, Reino Unido impuso estrictas medidas de distanciamiento social, incluido el cierre de tiendas y colegios, y las autoridades están pidiendo a todo el mundo que se quede en casa, excepto desplazamientos esenciales.

Ante la extraña calma que presentan las calles de Llandudno, las cabras son libres de pasear sin molestias por el lugar.

La concejal Carol Marubbi dijo que las cabras no suelen entrar a la localidad a no ser que el clima sea malo, pero en esta ocasión dijo que es probable que hayan notado que está pasando algo raro y que no hay apenas gente.

“Creo que se sienten probablemente algo solas y han bajado a echar un vistazo“, dijo a Reuters por teléfono.

La cabras de Cachemira viven en el promontorio de Great Orme, cerca de Llandudno, desde tiempos de la reina Victoria, cuando la raza se volvió popular en Reino Unido por los chales que se confeccionaban con su suave lana.

Marubbi dijo que el rebaño tiene unas 150 cabras -algunas de las cuales parieron en febrero-, son una conocida atracción local y a la mayoría de residentes no les importa que recorten algo sus setos.

Las cabras que bajaron hasta Lladudno se dan un festín con las flores de los parques del balneario. Foto: Reuters

“Soy una gran aficionada”, dijo. “Las quiero porque son unos personajes“.

Ahora que hay millones de personas encerradas en casa compartiendo contenido ligero en internet para aliviar el tedio, las imágenes de las cabras paseando por la calles se volvieron un éxito en las redes sociales, donde #cabras y #Llandudno eran tendencia en Twitter.

“Me encanta. Parece que se han hecho definitivamente con el control“, tuiteó la galesa Sue Foster, exprofesora de primaria. “¿A quién vas a llamar? A los ‘cazacabras'”.

Suplementos digitales