3 de abril de 2021 00:15

Alfonso Laso: 'Todo depende de cómo nos han educado'

El periodista deportivo Alfonso Laso, en el estudio de Teleamazonas. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

El periodista deportivo Alfonso Laso, en el estudio de Teleamazonas. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 1
Contento 10
Santiago Estrella
3 de abril del 2021

Para los futboleros, el nombre de Alfonso Laso es archiconocido. Está relatando el fútbol desde hace décadas. Es algo que lleva en la sangre. Su padre, conocido como Pancho Moreno, fue uno de los grandes del periodismo deportivo en el país y creó el grito de gol más original y emocionante que puede haber: el que contenía carcajadas. Pero el hijo prefiere no hablar de que era un reto a superar.

“Nunca lo he pensado siquiera. Desde el colegio fui su compañero en todos los deportes, sobre todo fútbol, box y baloncesto. Aprendí su pasión. Yo soy aficionado al deporte antes que periodista. Ni siquiera me propuse ser periodista".

Pero lo es desde muy joven...

Por una casualidad. Le contrataron a mi papá para trabajar en los JJ.OO. del 84. Tenía problemas para encargar su programa de televisión, ‘Ronda Deportiva’, en el canal 8. No sé cuál de los dos fue más audaz: si yo cuando le dije “¿no quieres que yo me haga cargo” -no lo dije como periodista, sino como hijo que ve a su padre angustiado- o él, cuando dijo: “bueno, dale”.

Entonces comenzó una carrera en la que se le decía: “el hijo de...”

Hay gente que decía que tenía que salir adelante, y otros dijeron que lo superé. Y eso no se puede decir. Las épocas son distintas. Mi papá me enseñó que no es uno el que se califica.

Pero era lógico que ocurriera...

Absolutamente. Pudo haber sido una ventaja, pero también algunos pensaron “y este, ¿cómo así?”. Otros me dieron al menos tiempo para ver cómo es el hijo de Pancho Moreno.

Un relator ahora tiene una marca registrada.

Con la multiplicación de los medios, se van quedando los relatores cuyas frases se recuerden. Hay muchos ejemplos actuales. No es que a los 19 años te pones a relatar y tienes las frases hechas. En el camino las vas descubriendo.

El grito de gol con la carcajada...

Esa sí es una marca registrada única de mi padre. A lo largo de estos años, siempre he pensado cuál sería u n grito de gol diferente. Lo que sí fui buscando y desarrollando como fortaleza es lo que termino diciendo después del grito gol. Mi papá, en cambio, no decía nada.

Y con el reto de hablar a la velocidad de la jugada...

El relator debe tener tres características: la emoción y la pasión; ser riguroso o no inventar, y la precisión. Y este es un problema. La gente en general deja que el asunto pase y nos hemos acostumbrado hace mucho a que haya más grito que relato. Víctor Hugo Morales (famoso relator uruguayo-argentino) decía que a los relatores se los ve en el área. Ese es el reto: decir el nombre del que anota antes que gritar el gol. Que la hinchada te gane en el grito no es algo posible.

¿El periodista hincha o el periodista, digamos, imparcial?

Esto ha cambiado mucho. En Argentina vi por primera vez los programas dedicados a los equipos. Esta claro que si te identificas con un equipo, tendrás a mucha gente siguiéndote, pero no necesariamente a todos. La Red ha sido una radio de Quito y ha privilegiado información pensando en el público capitalino. Y eso puede ser un error, si se piensa en términos de audiencia y Barcelona tiene la segunda hinchada en Quito. No se puede hablar democráticamente de los equipos por igual. Dicen que se habla mucho de la Liga. Entonces , ¿de quién hablamos? ¿Del América? Tienes que irles dando porcentajes.

Y le habrán preguntado de qué hincha es equipo...

Te hacen la conversa, preparan el campo y uno ya siente adónde van. Hasta que dicen: “quiero hacerte una pregunta”. Tengo un afán de ser lo más ecuánime. En algún momento me acusaron de ser hincha de acuerdo con los resultados.

Pero aquí, en confianza, ¿hincha de qué equipo es?

Del que tú quieras.

¿Se ha dado cuenta que hemos hablado solo de fútbol?

Tú eres el entrevistador.

Claro, la culpa es del entrevistador; y ahora está del otro lado...

Hablando en serio, depende de cómo nos han educado. Pero acá no hay cultura deportiva en los colegios, por ejemplo. No se trata solamente de hacer educación física, sino que hagas deportes, que te hagas aficionado al deporte, que haya muchos chicos y chicas que entiendan que los otros deportes dan oportunidades que en el fútbol son muy escasas.

Pero eso se fue perdiendo. Los intercolegiales eran algo maravilloso y salían figuras nacionales.

Eso también cambió, porque la sociedad se volvió violenta. Los colegiales se suspendieron por peleas feas y peligrosas. Suspendieron a algunos colegios, otros no querían ni por asomo exponerse. Ahora están volviendo. Acompañé a mis hijos a las competencias. Iba poca gente, había muchos cuidados, con muchos policías. Los colegios no mandan a los chicos a los juegos por temor a la broncas.

¿No es eso organización?

El problema fue el cambio de los profesores en el sistema educativo. El número de horas que tienen que cumplir los profesores de educación física. Edmundo Hidalgo era profesor del 24 de Mayo y también entrenador. Ganaba por ser ambos. En el último intercolegial de atletismo al que fui, el 24 de Mayo no tenía equipo. Y ellas eran ‘las más que fú’ porque es un colegio gigante. Hidalgo las hizo campeonas y generaba deportistas para la Selección. Antes, la Federación Deportiva Estudiantil dependía de la Concentración Deportiva de Pichincha, Ahora, ¿de quién es la competencia? ¿De la Secretaría del Deporte o del Ministerio de Educación? Han pasado 30 años de cuando uno era ­colegial y las condiciones en que juegan son peores.

¿No le decepciona?

No solo eso. Me indigna. Ni siquiera los candidatos a la Presidencia han dicho una sola palabra sobre deporte para ganarse el voto de algún aficionado. Que digan algo para el público al que le gusta el deporte. Pero nada. Ni siquiera lo mencionan.

TRAYECTORIA

Es el director de la radio capitalina La Red, y también director nacional de Deportes de Teleamazonas. Es hijo de uno de los referentes del relato, Alfonso Laso, a quien se lo conocía como Pancho Moreno. Lleva más de 30 años en el oficio.

*Esta entrevista se publicó originalmente en la edición impresa de EL COMERCIO, el 2 de abril del 2021.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (2)