Los controles a los precios de los productos de prim…
Se derrumba un edificio de departamentos de 12 pisos…
El presidente de Bolivia, Luis Arce, llega a Venezue…
Rescatan a 27 migrantes atrapados en una tormenta de…
En las calles de Otavalo, en Imbabura, se volvió a c…
Banco Interamericano de Desarrollo dice que las cris…
Sentencia agravada contra taxista por abusar sexualm…
Fiscalía reorganiza la investigación de los Ina Pape…

El aire de Ibarra es de los más limpios

En el centro de la ciudad de Ibarra, el aire no es tan contaminado como en otras capitales del Ecuador. josé mafla, archivo / EL COMERCIO

En el centro de la ciudad de Ibarra, el aire no es tan contaminado como en otras capitales del Ecuador. josé mafla, archivo / EL COMERCIO

La ‘Ciudad Blanca’ ocupó el segundo lugar de urbes con aire menos contaminado según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Ayer, el organismo publicó un informe sobre la calidad del aire en 1 600 ciudades del mundo. Este mide especialmente el nivel de las partículas contaminantes PM 2,5 -las más perjudiciales porque penetran directamente en los pulmones- .

El nivel “razonable” de estas partículas es una media anual de hasta 10 microgramos por metro cúbico. Si la presencia es mayor, existe contaminación perjudicial para la salud y, si es menor, el aire es limpio.

Ibarra se sitúa en segunda posición con 9 microgramos de PM 2,5 pero contabilizó 18 microgramos de PM 10. Esto último hizo la diferencia con la primera ciudad: Salvador de Bahía. Registró 9 microgramos de PM 2,5 por metro cúbico, pero 17 microgramos de PM10.

Víctor Obando, activista de la organización ecológica Allpa Mashikuna (Amigos de la Madrea Tierra, en quichua), de Ibarra, teme que las condiciones de la capital de Imbabura, como una ciudad con aire limpio, puedan cambiar si no se toman las medidas ambientales necesarias. El crecimiento acelerado de la frontera agrícola -dice- está amenazando la vida de los bosques andinos del cantón. Por ello recomienda cuidar los árboles y los páramos en la zona rural. En la ciudad, en cambio, “se deberían recuperar, mediante la reforestación, las riberas del río Tahuando, que atraviesa la ciudad”.