Los rostros de los migrantes ecuatorianos que no lle…
Informe de Contraloría sobre contratos en España sig…
Testimonio: ‘He visto personas morir mientras …
César Díaz: ‘El próximo año comenzarán a funci…
15 beneficios se revisan en la ley para promover nue…
841 256 personas reciben el bono de USD 50; la lista…
Al menos tres muertos y 50 heridos en descarrilamien…
Hombre intentaba acabar con su vida en Portoviejo

Cascada de San Rafael, la más alta del Ecuador, sin agua tras implosión

Las lluvias causaron la implosión de la cascada de San Rafael, la más alta del Ecuador. Foto: Facebook/ Sucumbios MAE.

Las lluvias causaron la implosión de la cascada de San Rafael, la más alta del Ecuador. Foto: Facebook/ Sucumbios MAE.

Las lluvias causaron la implosión de la cascada de San Rafael, la más alta del Ecuador. Foto: Facebook/ Sucumbios MAE.

El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) de la provincia de Sucumbíos se mantiene activo tras las afectaciones que se han registrado en los últimos días en la cascada de San Rafael, ubicada en el cantón Gonzalo Pizarro.

Videos que circulan en redes sociales registraron el impactante momento en el que la cascada de San Rafael, una de las joyas turísticas de Ecuador, se quedó sin agua. Esto luego de haber sufrido una “implosión” que afectó su cauce natural, según confirmó la Dirección Provincial del Ministerio del Ambiente  (MAE) de Sucumbíos en sus redes sociales

Los técnicos del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos informaron que, junto a funcionarios de la dirección del Ministerio del Ambiente de Sucumbíos, elaboran un plan de contingencia y se establecen protocolos de emergencia ante este evento.

Las autoridades se reunieron desde la tarde de ayer, domingo 2 de febrero del 2020. El MAE realiza un monitoreo de los efectos de la implosión de la cascada en las especies silvestres. 

La cascada de San Rafael tiene una altura de 150 metros y un ancho de 14 metros. Está ubicada en la zona de transición entre la cordillera Andina y la Amazonía del Ecuador, específicamente en el límite de las provincias de Napo y Sucumbíos y forma parte de la Reserva de Biosfera Sumaco. Además de ser un atractivo turístico, contiene una gran diversidad de especies de flora y fauna. 

Nace en las confluencias de los ríos Quijos y el Salado; se distingue por su agua transparente y su imponente paisaje lleno de vegetación tropical. Es común ver cerca de la cascada especies como mariposas y aves, entre los que destaca el gallito de la peña, que se distingue por su llamativo copete. 

En el área también se ha registrado presencia de otros animales como osos de anteojos, venados, cervicabras, monos machín, pumas, entre otros. 

La fuerza de la caída del agua en la cascada, antes de la implosión, era tal que, según el Ministerio de Turismo, se podía escuchar 15 minutos antes de observar la cascada. 

Suplementos digitales