22 de abril de 2020 00:05

Los afectados con covid-19 deben encargar sus mascotas a familiares

Imagen referencial. La identificación, el traslado, el hospedaje y la posible adopción de mascotas serán coordinados por personal de Urbanimal. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Imagen referencial. La identificación, el traslado, el hospedaje y la posible adopción de mascotas serán coordinados por personal de Urbanimal. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 3
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Edwing Encalada
Redactor (I)
eencalada@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Narices frías

Detrás de la pandemia del covid-19 que azota al mundo hay otros dramas como el tratamiento de animales cuyos dueños fueron infectados por el virus. En España, por ejemplo, se activaron los programas Solo en casa y La vida sigue, destinados a acoger temporalmente a perros y gatos cuyos dueños estén hospitalizados o hayan fallecido por coronavirus.

En Ecuador, el Movimiento Animalista Nacional (MAN) presentó un manual de 12 páginas sobre el manejo de los animales de compañía durante la emergencia sanitaria. Allí destacan que antes de que la pandemia llegue al Ecuador, ya existían 200 000 animales en estado de calle y abandono.

En ese manual se aclara que no hay evidencia científica de que los animales sean agentes transmisores del covid-19. Sugieren que si el dueño llegara a infectarse, se designe a un cuidador de sus animales, no dejar que las mascotas duerman con el humano, no dejarse lamer el rostro ni que el animal entre en contacto con el resto de la familia.

Según Carla Mejía, directora de Urbanimal, Quito ya tiene un protocolo para personas que lleguen a infectarse y sean dueños de mascotas. “El plan de contingencia fue armado con la academia, el aporte de científicos, investigadores y asociaciones de veterinarios a nivel nacional”, reseña.

Mejía explica que los protocolos se respaldan en los informes sobre el covid-19 que realizaron la Asociación Mundial de Veterinarios de Pequeños Animales (Wsava) y la Organización Mundial de la Salud (OMS). Añade que en Quito aún no se ha presentado un caso para activar los protocolos, en el cual se establece que en el caso de que no existan familiares o amigos cercanos de un fallecido, Urbanimal se llevará a la mascota a un lugar que ya está adecuado, en donde entrará en un período de observación que luego culminará con un proceso de adopción.

“Lastimosamente, hemos notado que hay gente que busca deshacerse de sus animales y llegan a inventar supuestas enfermedades”, explica Mejía. Dice que los abandonos deben reportarse al ECU 911 para que Urbanimal atienda una emergencia que, en los últimos días, se incrementó, sobre todo en perras con sus crías recién nacidas.

Según el ECU 911, entre el 14 de marzo y el 19 de abril se han reportado 143 animales abandonados en el Distrito Metropolitano. Jaime Zuleta, vocero de la Secretaría Metropolitana de Salud, dice antes de que se haya decretado la emergencia en Quito existía un promedio de un abandono diario. En el último mes esa estadística se incrementó a 10 casos por día.

Para América Freire, de Patitas Callejeras, hay sectores en donde los abandonos se han incrementado de forma alarmante como Calderón, Llano Grande, Comité del Pueblo, El Chaquiñán y Conocoto.

Lorena Bellolio, presidenta de PAE y delegada del Consejo de Protección de Derechos del Distrito Metropolitano de Quito por el Consejo Consultivo de Animales y Naturaleza, señala el tratamiento de los animales cuyos dueños se infectaron es un tema de debate en el cabildo. “El covid-19 pone en evidencia la falta de políticas de bienestar animal. Desde que se inició la emergencia, PAE ha recibido numerosas llamadas que nos piden alimento para las mascotas”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (2)