1 de octubre de 2020 16:22

La actriz Shannen Doherty, de 'Beverly Hills 90210', sobre su cáncer terminal: ‘No estoy lista para morir’

La actriz Shannen Doherty en uno de sus papeles duramte su juventud

La actriz Shannen Doherty en uno de sus papeles duramte su juventud. Foto: IMDb

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 32
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 3
Redacción Elcomercio.com
y Agencia Europa Press. (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En su cuenta de Instagram la actriz Shannen Doherty recordaba una entrevista en la que hablaba sobre el cáncer terminal con el que lucha desde hace meses. En una entrevista de la revista Elle, fue franca sobre sus miedos. “No estoy lista para morir. Tengo mucha vida en mí”.

En febrero del 2020 se sentaba en el plató de 'Good Morning America', donde desvelaba entre lágrimas y para sorpresa de todos los espectadores: "Mi cáncer ha vuelto y por eso estoy aquí", confesó.

Una triste noticia que llega tres años después de que la veterana actriz anunciase que había superado la enfermedad que padecía después de que en 2015 fuese diagnosticada de cáncer de mama.

"Es un trago muy amargo en todos los sentidos", confesaba la protagonistas de protagonista de 'Beverly Hills 90210', que admitía muy emocionada: "Estoy petrificada y bastante asustada". Sobre el momento en el que se enteró de su recaída asegura que no pudo evitar preguntarse por qué le pasaba a ella, pero que reflexionó: "bueno, y por qué no yo, ¿quién si no? ¿quién merece esto? ninguno de nosotros". Aunque sin duda el momento más duro para Doherty fue tener que contárselo a su madre y a su marido, el productor Kurt Iswarienco: "Mi madre es un ser humano tremendamente fuerte y valiente, igual que mi marido, pero estaba preocupada por él".

Sin embargo, aunque Shannen ha decidido hacer pública ahora la noticia coincidiendo con este especial día, lo cierto es que la actriz se enteró de su problema de salud en febrero del años, justo cuando acepto participar en la secuela de Sensación de Vivir y falleció el que fue su compañero en los 90, Luke Perry. "¿Por qué no fui yo? Era tan raro para mí ser diagnosticada y que alguien que parecía sano se fuera antes. Fue muy impactante y lo mínimo que podía hacer era honrarle haciendo esa serie", asegura la actriz emocionada, que ha querido transmitir un mensaje de esperanza y optimismo: "Nuestra vida no termina en el momento en que te diagnostican".

En cuanto al rodaje de la serie recuerda que solo Brian Austin Green sabía sobre su estado de salud, convirtiéndose en su mejor apoyo: "Antes de rodar he siempre me llamaba y me decía, 'escucha, sabes que pase lo que pase estoy aquí' el me miraba y era como 'podemos hacerlo, pequeña'... Brian me ayudó mucho", asegura emocionada.

Un testimonio que ha impactado muchísimo a todos sus seguidores, que han seguido el transcurso de la enfermedad de la americana desde que anunciara en 2015 que sufría un cáncer de mama.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (35)
No (16)