17 de febrero de 2019 00:21

28% de especies del planeta, en riesgo

Nutria (Pteronura brasiliensis). Es uno de los animales en la lista de la UICN

Nutria (Pteronura brasiliensis). Es uno de los animales en la lista de la UICN. Foto: Santiago Ron / Bioweb

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 5
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Isabel Alarcón
Redactora (I)
ialarcon@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La actividad humana está llevando a las especies cada vez más cerca de la extinción. La deforestación, las especies invasoras y el cambio climático son algunas de las principales amenazas en la actualidad para la fauna y flora del planeta.

La última actualización de la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación (UICN) revela que de las 93 577 especies evaluadas, 26 197 están en alguna categoría de amenaza. Esto significa que el 28% de todas las especies analizadas en el mundo están consideradas como “en peligro crítico”, “en peligro” o “vulnerables”.

Este número puede ser aún mayor, ya que 14 616 especies están en la categoría de “datos insuficientes”. Esto revela que muchos de estos grupos de animales y plantas también pueden estar amenazados, pero no se cuenta con la suficiente evidencia de su estado como para incluirlas en la primera categoría.

Diego Cisneros-Heredia, profesor e investigador del Museo de Zoología de la Universidad San Francisco de Quito, explica que hay grupos como las aves y los mamíferos que cuentan con evaluaciones más completas, a diferencia de otros grupos como el de las plantas, cuyos registros no han sido actualizados.

Varios de estos grupos tienen altos grados de riesgo de extinción, dice Cisneros-Heredia, pero hay una tendencia que muestra que algunos están más amenazados. Ese es el caso de los anfibios, ya que las características de su biología, al igual que las respuestas que tienen a las afectaciones, los hacen más vulnerables.

Esto se puede ver en los datos de la Lista Roja de la UICN. Las cifras muestran que el 40% de anfibios del planeta está en alguna categoría de amenaza. En el caso de los mamíferos, el 25% de sus especies está en esta clasificación, y en el grupo de los tiburones y rayas, los amenazados alcanzan el 31%.

El investigador de la USFQ explica que esto se relaciona con lo que se conoce como “la crisis de la biodiversidad”. Este es un proceso que está afectando a los seres vivos silvestres.

El factor más importante es el cambio y la destrucción del hábitat. Las acciones de los humanos están modificando los bosques y las expansiones no controladas por procesos de urbanización pueden provocar que poblaciones enteras de animales desaparezcan.

Santiago Ron, profesor y curador de Anfibios en la Pontificia Universidad Católica del Ecuador, dice que los anfibios son especialmente vulnerables a esto por el tamaño de su área de distribución. En general, estos animales tienen rangos muy pequeños de distribución y cada especie se encuentra en un territorio muy restringido. Si se deforesta una zona para construir una carretera, por ejemplo, hay grandes probabilidades de que desaparezca toda una especie.

En Ecuador se han contabilizado 602 especies de anfibios hasta el momento (las últimas descripciones se realizaron el año pasado). De estas, 172 están consideradas como amenazadas. Ron explica que en el país la deforestación es el mayor problema para estos animales. Según los últimos datos del Ministerio del Ambiente, Ecuador alcanza las 70 000 hectáreas deforestadas por año. Ron dice que, de acuerdo con las estimaciones que realizaron recientemente para el portal Bioweb, el país va a llegar este año a un punto en el cual solo el 50% de su vegetación será natural.

Otro de los problemas que ha afectado a las poblaciones de anfibios en la región neotropical, a lo largo de la historia, se relaciona con la llegada de un patógeno exótico a la región. Esto produjo la declinación de especies en los años 80. Cisneros-Heredia explica que la combinación de varios factores -como la enfermedad causada por el hongo y el cambio climático- ocasionaron que algunos anfibios sean más sensibles que otros. El grupo de los ranas jambatu ha sido uno de los más afectados en el país. En un momento se evaluó que su riesgo de extinción era tan alto, que podían incluso ya haber desaparecido del planeta.

El investigador de la USFQ cuenta que, desde hace un año y medio, se está trabajando en la primera evaluación nacional para anfibios del Ecuador. Durante este tiempo se ha trabajado en la recopilación de la información necesaria y se espera que hasta el próximo año esté completa la primera Lista Roja para este grupo de animales en el país.

La próxima semana se presentarán los datos preliminares y los avances de este proyecto. Además, se darán a conocer las listas rojas para otros grupos de animales y de plantas del país. En el caso de las aves, explica Cisneros-Heredia, se trabajó en una actualización de la anterior lista, que se realizó hace 10 años.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (1)