Tema

Washington Herrera

Queremos vivir en paz

El mayor deseo de la humanidad es vivir en paz porque la paz es la base del bienestar. No cabe duda que los ecuatorianos anhelamos convivir pacíficamente y para eso debemos modificar los comportamientos de gobernantes y gobernados. Tratemos en el 2014 de cambiar el talante de nuestras relaciones en todos los ámbitos, con el ejemplo debe venir de los gobernantes.

Las relaciones con EE.UU.

El Gobierno de los Estados Unidos, a través de su embajador en Quito, Adam Namm, ha expresado su posición respecto a algunos hechos de la política exterior ecuatoriana, empeorando así las ya ásperas relaciones con el Ecuador y enervando una confrontación innecesaria.

Otra estrategia comercial

Ante el inmovilismo del Gobierno en materia de comercio exterior, sugerimos hacer 4 acciones: 1) si después de tres años vamos a tener abundante energía barata se debe promover la atracción de inversión extranjera para industrias pesadas de alto consumo energético, 2) para dar trabajo a nuestros jóvenes se deben instalar industrias de ensamblaje o de tecnología mediana para exportación con exoneración de impuestos, pues éstos no se exportan, 3) localizar nuevas producciones orientadas a los mercados no solo de Ecuador, sino de Colombia y Perú, que están abiertos con cero aranceles en virtud de la integración andina, más el mercado de Venezuela en base a un acuerdo comercial de largo plazo y 4) Invertir más y mejor en publicidad para atraer turistas (en Europa no hay ni siquiera un afiche del Ecuador).

Las reelecciones

Las reelecciones seccionales no son buenas ni malas por sí mismas. Me refiero a una sola reelección, porque más de una produce inmovilismo en la gestión, inercia esterilizante y anquilosamiento personal. Se justifican cuando hay una buena planificación de acciones que se deben terminar, cuando hay obras de gran magnitud que no deben ser interrumpidas por el defecto de prejuzgar que todo lo hecho antes es malo y para evitar que los nuevos alcaldes y ediles desperdicien uno o dos años en el aprendizaje de administrar una ciudad. Las reelecciones tienen su repercusión política nacional en espacios geográficos grandes, con elevada población como son los casos de los cantones de Pichincha, Guayas, Manabí y Azuay, en donde las posiciones ideológicas influyen en el electorado tanto como la evaluación de si se están aplicando bien o mal las políticas de equidad social y de inclusión económica.

Negociaciones con U. Europea

El Ministro de Comercio Exterior ha anunciado que "tentativamente" se prevé iniciar negociaciones comerciales en noviembre próximo, es decir que no hay fecha para que los europeos se sienten a discutir un tratado comercial con el Ecuador. Teniendo en cuenta las experiencias de Colombia y Perú, que demoraron 5 años en finiquitar estos convenios, tendríamos que esperar hasta el año 2018, si se llega a un acuerdo satisfactorio para las partes.

Disminuir subsidios

Se ha planteado la necesidad de disminuir y racionalizar los subsidios, particularmente de los combustibles, que en 2012 sumaron 3 800 millones de dólares, con tendencia creciente, pues cada año se incorporan 150 000 automotores. Los gobiernos han evitado asumir este tema por el riesgo de desatar una inflación inercial y el temor a las repercusiones sociales y políticas. Pero ahora que el presidente Correa tiene un capital político grande es el momento de iniciar un proceso de desmonte de estos subsidios, en forma gradual y paulatina, monitoreando para que la subida de los precios sea tenue pero sostenida y los costos sociales y políticos sean razonables. La idea de fijar máximos al consumo de combustibles subsidiados merece apoyo. De no hacerlo, cuando venga una crisis fiscal severa se impondrán esquemas desesperados, improvisados e incontrolables.

Ideología y comercio exterior

Si la necesidad de vender productos al exterior estuviera subordinada a la ideología no habría comercio internacional, porque el mundo no es de autarquías. Los comunistas chinos que gobiernan ese país comprenden bien que tienen que vender indiscriminadamente para poder dar de comer a los 1 300 millones de habitantes. Ellos invierten donde les interesa, compran las materias primas que necesitan de cualquier país sin considerar su ideología. Lo mismo hacen los países capitalistas y por eso funciona el mercado de capitales y el intercambio de bienes y servicios.

Negociar con la UE

El Ecuador ha decidido negociar un acuerdo económico-comercial con los 28 países de la Unión Europea (UE) en búsqueda de oportunidades comerciales y de inversiones en las próximas décadas. Por nuestra parte tendremos que abrir el mercado a favor de los europeos, en forma paulatina, quizá como Perú con 77% de productos liberados al comenzar la vigencia del Acuerdo para llegar al final con una apertura total del 100%. La UE comenzó con 99% de productos libres de aranceles, que comportan oportunidades potenciales, mientras que nuestra apertura será aprovechada inmediatamente.

Retaliación comercial

Henry Kissinger preconizaba que a los países que practicaban una política anticomunista gratis no había que tomarlos en cuenta, pero sí a los que tenían influencia izquierdista y actuaban en forma rebelde e independiente. Esta tesis ha regido en muchos casos y el Ecuador es motivo de una relativa atención cuando se muestra hostil a los EE.UU. Pero esto tiene un límite que hay que verlo sin nubes ideológicas. En la historia de las relaciones comerciales hay algunos episodios que revelan posiciones contestatarias, que devinieron en retaliaciones que deben conocer los diplomáticos que conducen la política con la mayor potencia del mundo.

Grito por la equidad

Basta de Facebook, vamos a las calles, dicen ahora los jóvenes del mundo en esta nueva ola de protestas que denota el inicio de una globalización de las demandas por equidad social, económica y política. Antes fueron los países árabes, luego España, Grecia, Turquía, Argentina y ahora Brasil, que demandan una mayor atención a las masas gobernadas incluso por gobiernos que sí hacen esfuerzos por reducir las desigualdades. Estamos viviendo otros tiempos, los del imperio de la equidad como objetivo de las relaciones humanas en sociedades de todas las latitudes.

Suplementos digitales