Tema

trámites

Atemorizando

Muchas personas, llevadas por disímiles necesidades, concurren a las dependencias públicas para tramitar partidas de nacimiento o cédulas de ciudadanía; reclamos tributarios; problemas laborales, juicios; etc. Esto significa que el ciudadano tiene que efectuar un periplo por distintas instituciones pertenecientes a las diversas funciones del Estado. Pero, usted amable lector, se ha percatado de que en algunos vidrios de los organismos públicos, justo antes del escritorio de ciertos burócratas, se encuentra un cartel atemorizante para que no se proteste ante el servicio a recibir. El anuncio dice: "Código Penal. Artículo 232.- El que faltare al respeto a cualquier tribunal, corporación, funcionario público, cuando se halle en ejercicio de sus funciones, con palabras, gestos o actos de desprecio, o turbare o interrumpiere el acto en que se halla, será reprimido con prisión de ocho días a un mes".

A las Autoridades Municipales

En estos últimos días nos ha correspondido junto a mi esposa realizar algunos trámites en la Administración Norte del Municipio de Quito. Ha sido una verdadera odisea, un resumen: Día 1: pido información, me indican que debo hacer fila antes de las 07:00. Para alcanzar el turno requerido. Día 2: madrugar para tomar turno, lo obtengo, me atienden en la tarde, pero falta un documento del que no me habían informado. Día 3: nuevamente madrugar, llego al mesón, y sorpresa, "ya no hay turnos, vuelva mañana". Día 4: ¡madrugada de nuevo!, me dan turno, me atienden y creo que por fin podré retomar mi trabajo, pero, ¡oh sorpresa!, ya finalizado el trámite, me indican que otra vez debo pedir turno para siguiente etapa: "asesor de servicios". Hago otra fila, y me dicen: "Lamentablemente ya no hay turnos, madrugue mañana…". Hasta aquí hemos llegado, deberé volver mañana. Fuera de la falta de información sobre requisitos y procedimientos de trámites (incluso la señora del mesón de Información al ped

La revisión vehicular empieza el miércoles

El miércoles inicia la revisión vehicular para todos los automotores, cuyo último dígito de la placa termina en 1. Según la Corpaire, en la ciudad circulan unos 40 000 carros con este rango. Los conductores deben cumplir con la revisión vehicular durante todo febrero para evitar sanciones y multas.

El pago de patentes comenzará el 1 de febrero

Las personas naturales no obligadas a llevar contabilidad podrán pagar y sacar la patente desde el 1 de febrero.

Reclamos en el Registro de la Propiedad en Quito

Carlos Romero permanecía en la fila desde las 08:00 para pedir un certificado de gravamen. A las 10:30 delante de él esperaban 20 personas. “Por lo menos me falta una hora más aquí en la fila.”

La aduana apunta al trámite rápido

La disminución del tiempo para retirar las mercaderías en los puertos es uno de los logros de un nuevo sistema de revisión electrónica de documentos implementado por el Servicio Nacional de Aduana del Ecuador (Senae). El mecanismo busca disminuir los trámites burocráticos y facilitar el aforo de mercaderías para los importadores que tienen bajo riesgo de evasión fiscal.

Certificados de vehículos, los más pedidos en el Registro Mercantil

El Registro Mercantil de Quito pasó de administración privada a pública. Ahora, esta institución funciona bajo el control de la Dirección Nacional de Registro de Datos Públicos.

Otra ventanilla para trámites

Una ventanilla especial del Registro de la Propiedad de Quito se abrirá en el Colegio de Arquitectos de Pichincha (CAE). La inauguración y firma del convenio entre las dos entidades se realizará el próximo 6 de octubre, a las 17:30, en el auditorio del CAE.

Nuevo edificio para el Registro Mercantil

Esta institución ahora es una entidad estatal y está regida por la Dirección Nacional de Registro de Datos Públicos, que pertenece al Ministerio de Telecomunicaciones. Esto lo contempla la Ley del Sistema Nacional de Registro.

La ansiedad de empezar desde cero

Salir de la zona de confort para un ejecutivo que lo tiene todo (prestigio y dinero) no es un paso sencillo. Se necesita, como él lo dice, valentía y fe absoluta. Lo primero no le preocupaba. Durante 25 años de estar al frente de gerencias financieras y administrativas de varias multinacionales en el país, el temor a los riesgos no era algo que corría por las venas de Víctor Hugo Ramírez. Así que emprender un negocio propio debía ser pan comido porque, además, tenía un proyecto fríamente calculado y concebido durante toda su exitosa trayectoria profesional. Así que en el 2008, en pleno año de la crisis económica mundial, decidió dar el salto al vacío y crear su propia firma consultora: Great People Consulting. Antes de eso, por supuesto, había logrado reunir un colchón económico para que durante seis meses su familia no sintiera los efectos del arranque del negocio. Junto con su socia, y esposa, Matilde Salinas, quien también era una ejecutiva reconocida en el ámbito de la consultoría,

Suplementos digitales