Tema
Susana Cordero de Espinosa
martes 25/09/2018
¿Traición?
Don Quijote, 2ª parte: amo y criado, camino de sus aventuras, evocan lo vivido en el palacio ducal. Don Quijote vuelve a sus andanzas caballerescas y reconoce el valor de su libertad recuperada: “La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad así como por la honra se puede y debe aventurar la vida”. Célebres palabras pronunciadas, no a la salida de una cárcel ni ante el alivio de sus estrecheces habituales, sino luego de haber gozado en el palacio de los duques de todos los placeres: descanso de sus batallas, grata conversación, comida copiosa, habitación palaciega y, por si esto fuera poco, el sabor novísimo de haber inspirado amor a la bella Altisidora; pero tanto regalo constituye grave traición a la disciplina andante, y Don Quijote vuelve a cumplir su destino ideal.
martes 18/09/2018
La casa
¡Madrid, 15 de octubre de 1874: La Real Academia Española anuncia la instalación de su Academia Ecuatoriana correspondiente en Quito. 4 de mayo de 1875: El presidente Gabriel García Moreno aprueba la existencia de la Academia y “… por considerarse deber de la legislatura proteger y dar impulso a todo lo que ilustra y honra a la Nación concede a la AEL la dotación de 600 pesos por año que satisfará el Tesoro nacional…”
martes 11/09/2018
A grito ‘pelao’
Las noticias de los desmanes correístas corroen el presente y empiedran de penuria el porvenir, pero alegrémonos este jueves 13, pues por ‘orden’ belga del enano moral, las y los borregas irán a la cárcel a cantar el happy birthday a don vidrio. ¿Se le pasó al bufón que cantar en inglés carcomerá más nuestra cacareada soberanía? ¡El infantil happy birthday! Da risa.
martes 04/09/2018
¡Dios santo!
¡Malditas cooperativas de tránsito!, ¡maldita vigilancia!, ¡malditos reglamentos que ‘están para ser violados’; malditas trampas, comisiones, escuelas de choferes, buses, carros, teléfonos celulares, autorizaciones, vigilancias, licencias; malditas licencias, sí, y malditos los que las dan tramposamente, pues son y serán para tantos, permisos para matar y huir!…
martes 28/08/2018
Saludo a los poetas
Introduje un acto entrañable de lecturas poéticas. Dispuesta a escuchar la síntesis suprema que la poesía supone, confesé y confieso que me es tan singularmente amada la poesía que alimenta mi vida, que creo intuir de qué forma un poema, especie de gracia que fuerza a las palabras a decir lo indecible, es inefable. Dejé el tema a los poetas y me dispuse a entrar un momento en la palabra que debemos al habla del Ecuador.
martes 24/07/2018
¿Constituciones empedradas?
Leí en El País la inquietante solicitud de la vicepresidenta del Gobierno español, Carmen Calvo, a la Real Academia Española, de “adecuar la Constitución a un lenguaje que incluya a las mujeres”… Inmediatamente envié una carta al director de la RAE, Darío Villanueva. Aquí lo esencial de ella:
martes 17/07/2018
La banalidad del bien
Hanna Arendt, Kazuo Ishiguro: dos pensamientos complementarios, dos criterios que exhiben muestras opuestas de la ambivalente condición humana. La primera, en su memoria del juicio y la ejecución de Adolf Eichmann, meticuloso funcionario nazi, ‘suave y pequeño, patético y normal’, responsable directo de la solución final que conduciría al exterminio de los judíos europeos de esa tierra de Dios…, y el segundo, Nobel de Literatura 2016, en su desoladora y hermosa novela ‘Los inconsolables’.
martes 10/07/2018
¡Estúpidos!
Parece que solo debería darnos felicidad o quitárnosla, lo atinente a lo humano en la Tierra: pero ¿hay algo en la naturaleza que no se relacione con nuestro existir, que no reciba de nosotros beneficios o daño? ¿Existen la hierba, las montañas, un animal, las aguas, cuyo destino no sea lacerado u honrado por lo humano? Los efectos del cambio climático a que asistimos, los que esperamos con angustia ¿no han sido y siguen siendo provocados por nuestra depredación?
martes 26/06/2018
Hablemos, pues
Es un tema terrible, difícil, delicadísimo, que hiere nuestra sensibilidad todavía católica, apostólica y romana; pero si cada día la pura y terrible realidad nos somete a estas atrocidades ¿cómo no hablar de esto?; ¿cómo no exhibir alguna hipótesis que ayude a entender el horror? Juan Pablo II, el papa polaco que no es santo de nuestra devoción, como pueden serlo Juan XXIII o el mismo Francisco, dijo que el infierno, “no es un lugar físico entre las nubes, sino la situación de quien se aparta de Dios”, (¡cuánto más profundo es este infierno que el que, aterrados, imaginábamos en nuestra infancia, al fondo de una sima infinita!). De aquí, a la afirmación sartriana de que ‘el infierno son los otros’ no hay distancia. Ejemplos: el infierno para tantos, desde hace tiempo, esta infinita desgracia son los curas violadores que envenenaron la vida de tantos niños y jóvenes, desde su privilegiada vocación…, y el silencio de obispos cómplices, mitrados desde su cielo arriba, contemplando…
miércoles 20/06/2018
Nueva edición del libro de Susana Cordero de Espinosa
El Centro de Publicaciones de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE) realizó una segunda edición del libro ‘Albert Camus, de la felicidad a la moral. Ensayo de elucidación ética de su obra’.
martes 19/06/2018
Lo nuestro es pensar
No fue en la Cinemateca de la Rue d’Ulm ni en la de Trocadero, sino en el cine ‘Studio Git le Coeur’ (literalmente ‘Yace el corazón’), en la callecita homónima, donde vi Le Socrate, filme inolvidable de Lapoujade. La compra de la entrada autorizaba a verlo una vez más, dada la profundidad de su tema y rara belleza de su tratamiento.
martes 12/06/2018
Reclamo desde adentro
‘El arte no es un gozo solitario. Es un medio de conmover al mayor número de hombres, ofreciéndoles una imagen privilegiada de los sufrimientos y las alegrías comunes’ anota Albert Camus. Esta exclamación se aplica inmediata e intensamente a la música que llega a nuestra intuición, nos alegra y entristece, nos inunda.
martes 05/06/2018
Devanémonos los sesos
Cavilamos con palabras: ellas, en cada idioma, son instrumento central de nuestro pensar. Y como pensamos y hablamos gracias a nuestro dominio idiomático, la pobreza o riqueza de vocabulario decide la nobleza o penuria de nuestro pensamiento.
martes 15/05/2018
Equivocarnos
Va, entrecortada, una breve historia: “Tenía cinco años cuando mi abuelo el coronel me llevó a conocer los animales de un circo. […] El que más me llamó la atención fue una especie de caballo maltrecho y desolado… -Es un camello, me dijo el abuelo. Alguien le salió al paso: -Perdón coronel: es un dromedario. -¿Cuál es la diferencia? -No la sé, dijo el hombre, pero este es un dromedario.
martes 08/05/2018
Co-incidencias
Leo en ‘Los detectives salvajes’, esa inmensa, desconcertante cuanto concertada novela de Bolaño: “en el fondo de la charca, los dos pertenecían a ese abanico cada vez más ambiguo que llamamos izquierda”.
martes 01/05/2018
Sosteniendo el mundo
La semana pasada, tuvo lugar en Quito la XIX Cumbre Judicial Iberoamericana. En ella se presentó en la Iglesia de La Merced el ‘Diccionario panhispánico del español jurídico’, con la presencia de don Santiago Muñoz Machado, académico de la Real Española y autor del ‘Diccionario del español jurídico’ sobre cuya base las academias americanas contribuimos con lemas, artículos y acepciones que corresponden a la juridicidad de cada uno de nuestros países, a elaborar el colosal lexicón de dos grandes volúmenes de más de mil páginas cada uno.
martes 24/04/2018
Mis plantitas sin regar
Clima horrible, calor inusitado; sequedad en los ojos, en los labios. Días de luz hasta la ofensa, de dolorosísimas noticias y de un miedo que se cocina a lento fuego bajo el cielo blasfemo. Ultimatums criminales y voluntariamente ignorados, de la droga, la corrupción y la codicia, y esa palabra atroz, la peor de todas, la impunidad que parece avecinarse para favorecer a los peores. En fin: enumerar estas desgracias es escarbar en heridas abiertas, multiplicar el temor y la desesperanza… ¿Qué pasará después?
martes 17/04/2018
Estúpida muerte
scordero@elcomercio.org ​ “Hay golpes en la vida, tan fuertes... ¡Yo no sé! / Golpes como del odio de Dios; como si ante ellos, / la resaca de todo lo sufrido / se empozara en el alma... ¡Yo no sé! // Son pocos; pero son... Abren zanjas oscuras / en el rostro más fiero y en el lomo más fuerte. / Serán tal vez los potros de bárbaros Atilas; / o los heraldos negros que nos manda la Muerte. // Son las caídas hondas de los Cristos del alma / de alguna fe adorable que el Destino blasfema. / Esos golpes sangrientos son las crepitaciones / de algún pan que en la puerta del horno se nos quema. // Y el hombre... Pobre... ¡pobre! Vuelve los ojos, como / cuando por sobre el hombro nos llama una palmada; / vuelve los ojos locos, y todo lo vivido / se empoza, como charco de culpa, en la mirada. / Hay golpes en la vida, tan fuertes... ¡Yo no sé!”.
martes 10/04/2018
¡No son tres: son cuatro!
Aunque enumeráramos todos los sinónimos de impotencia o de rabia, no alcanzarían a expresar ese ‘adentro’ que nos roe. ¡Cómo no preguntarnos si sirven de algo las palabras, ante las circunstancias que nos tienen secuestrados a todos, lo sepamos o no?; ¿sirven las palabras que se han dicho, se han escrito, las que claman y gritan a diario en la Plaza Grande?; ¿las palabras que se callan, pero están, y las que, por pura desilusión e impotencia, no se escriben? Evoco la modestia y la confianza con que Forges, el humorista español de diario El País, cuya reciente muerte nos dolerá siempre, escribía en un extremo de sus viñetas, en letra chiquitita, este auténtico clamor: ‘Pero no te olvides de Haití’… Sí: cualquier palabra sobre este tema de dolor dicha con voluntad de vida y de salud para nuestros cuatro secuestrados, porque son cuatro, no tres, abona a favor de su vida, de su familia, de nosotros mismos.
martes 03/04/2018
Reacia inmortalidad
¡El mito en nuestra historia!, ansia de conocer el sentido de la naturaleza de la cual formamos parte, e íntima obstinación por trascender el tiempo. La pregunta por el destino humano no se agota en la búsqueda del sentido de la vida: aspira a nuestra sobrevivencia en el más allá; ¿será cuestión de vanidad, de resistencia casi procaz a abandonarnos a la realidad de la muerte?