Tema

patricio quevedo terán

Entrañable maestro

Con mucho pesar recibí la noticia de la muerte de Patricio Quevedo Terán, entrañable maestro de cuarto, quinto y sexto cursos del Liceo Internacional. Sus clases de Historia Universal e Historia del Ecuador fueron un deleite de conocimiento y sabiduría. Patricio llegaba todas las mañanas para abrir la mente de sus alumnos a un cuento que narrado con su erudición permitía transportarnos a mundos distintos, épocas pasadas y decisiones que marcaron hitos en el mundo y en nuestro país.

Centro centralísimo*

Apenas finalizó la tremenda Guerra Civil Española, por obra de Francisco Franco Bahamonde, ocurrió un fenómeno muy singular. Y es que no se instauró un régimen especialmente severo, ni especialmente represivo, sino que se puso énfasis sobre lo doctrinario que se les planteaba a los españoles, justamente cuando habían estado en las vísperas de ocurrir los ominosos episodios de la Segunda Guerra Mundial.

El ‘caso’ Carlos Marx

Seguramente no existe en este Gobierno de miles de 'servidores', un 'funcionario' más discutido y controversial que el economista Carlos Marx Carrasco. Hay que explicar por supuesto aquella distinción entre 'servidores' y 'funcionarios'. Se trata de que como el economista Rafael Correa ejerce un poder casi absoluto acaba por opacar, 'echar sombra' a casi todos los demás integrantes de su administración. Baste notar como prueba las decenas de ministros -y de ministras, para decirlo según la terminología oficial- que han pasado estos siete años, del todo desapercibidos, anónimos.

¿Empezó el ocaso?

Posiblemente ni el desconcierto que habrán sembrado dentro de las filas del 'oficialismo' las últimas encuestas anteriores a las elecciones seccionales del domingo, basten para explicar las más extrañas declaraciones formuladas durante la intensa campaña cívica. Ellas correspondieron al personero del Consejo Nacional Electoral, Domingo Paredes y se las manifestó al responder las preguntas de EL COMERCIO, cuando el funcionario dijo que sentía "desazón" a propósito de la tajante intervención del economista Correa en apoyo de los candidatos de Alianza País, no obstante el pedido de que se abstuviera de ofrecer la consabida 'homilía' de los sábados, puesto que estaba vigente el llamado 'silencio electoral'.

El Canal de Panamá

Es indudable que la apertura del Canal de Panamá, hace un siglo, entre los océanos Pacífico y Atlántico, revolucionó radicalmente las corrientes del comercio mundial, pero ahora ya resulta insuficiente. Los trabajos indispensables de ampliación han sufrido sin embargo, lamentables retardos y solo estarán concluidas en diciembre del 2015.

¿Y la planificación?

¡Hay que diferenciar bien las cosas! No se trata de decir que las afirmaciones sean erradas o imprecisas, pero sí se trata de sostener que fácilmente la obra pudo ni siquiera llegar a 'ver la luz pública' como dicen los sesudos críticos literarios.

Daniel Primero

Nunca ha estado Nicaragua tan cerca de convertirse en una monarquía como el jueves de la semana anterior cuando el Congreso aprobó con torrencial mayoría de votos sumisos, reformas a la Constitución, discutibles hasta el extremo. De ahí que siguiendo el uso de las monarquías, acaso debería ser llamado como Daniel Primero el señor Ortega, quien gobierna a esa nación, abrumada de problemas.

‘Aguinaldazo’ en Bolivia

Ahora le tocó el turno a Evo Morales, de Bolivia. Y con ello demostró que no se diferencia ni en un ápice de toda la camada de la misma índole, sobre todo respecto de su característica más acusada, es decir de las 'fieras ansias' que ellos experimentan por eternizarse al mando de sus respectivos países.

Mil días de Kennedy

La tragedia ocurrió poco después del mediodía, en la ciudad de Dallas, perteneciente al poderoso estado de Texas.

La paz quebradiza

Nunca con más propiedad que cuando esta fecha del 11 de noviembre de 1918 pudo afirmarse que el mundo ya no sería el mismo que hasta la víspera de esta fecha. En efecto y luego de casi exactamente cuatro años de una lucha de increíble ensañamiento, habíase podido firmar el documento -el Armisticio, se lo llamó-, en el cual el generalísimo de uno de los bloques vencedores -el francés Ferdinand Foch- había especificado las condiciones del cese de fuego que, al menos precariamente, había puesto fin al conflicto.