Tema

Gobierno

La intimidad, ¿un problema?

La intimidad fue un derecho fundamental, indispensable para ser personas, para gozar de autonomía, para pensar y decidir. Fue la trinchera tras la que se desafiaba al poder, el límite después del cual las incursiones del Estado se volvían ilegítimas. La intimidad de los individuos fue la marca de las repúblicas, el espacio desde el cual ejercíamos la moral laica; fue el refugio de la tradición de las familias, el espacio para cultivar los gustos y las lecturas.

Vivir sin Gobierno

Todo espíritu libre debe haber tenido alguna vez la tentación de convertirse en un anarquista. No el anarquismo destructor que odia el orden, sino el idealista que cree en la bondad esencial de la naturaleza humana que, aun sin leyes ni gobiernos, buscaría el orden. Al estilo de Ernesto Sábato que proclamaba: "¡Yo soy un anarquista! Un anarquista en el sentido mejor de la palabra. La gente cree que anarquista es el que pone bombas, pero anarquistas han sido los grandes espíritus como, por ejemplo León Tolstoi".

La soledad del líder

No existe un ser más solitario que un líder político al momento de tomar una decisión en la que, de no acertar, su proyecto y su propio liderazgo están amenazados. Los consejos recibidos por compañeros y asesores en las instancias previas a decidir nada valen cuando llega a la encrucijada. Esos consejos, por cierto, suelen ser tan contradictorios como la realidad que tiene enfrente, o están contaminados por los intereses particulares de quienes los han emitido, son inservibles. Por eso, en ese último instante de máxima tensión emocional, cuando se juega la vida, el líder está absolutamente solo.

Institucionalidad, libertad y progreso

La institucionalidad democrática es el imperio de la Constitución y las leyes sobre la voluntad arbitraria de los gobernantes. Constituye el ambiente ideal para que cada persona, por su propio esfuerzo, alcance el mayor bienestar posible, y los desvalidos estén debidamente amparados. Para lo cual se necesita que se hagan buenas leyes, que se las cumpla rigurosamente y que se administre justicia en beneficio de todos. Esto, sólo es factible cuando las funciones del poder público cumplen sus tareas correctamente: legislar con sabiduría y fiscalizar con justicia, y sin interferencias; gobernar en beneficio de todos, sin privilegios ni exclusiones; administrar justicia con honestidad e imparcialidad.

Egipto, entre dos fuegos

Egipto se desangra entre dos actores nocivos para el desarrollo de su democracia: los Hermanos Musulmanes y las Fuerzas Armadas. El gobierno de los Hermanos, liderado por Mohamed Morsi, pecó de autoritario y excluyente. Morsi se declaró presidente de "todos los egipcios," pero buscó concentrar el poder, limitó la libertad de expresión y el derecho de las minorías, amenazó y persiguió a quienes lo criticaban y resultó incompetente en lo económico. Ahora, los Hermanos siguen fomentando la división de la sociedad: han llamado a manifestarse e incluso levantarse en contra del nuevo Gobierno de transición y han rechazado la declaración del Presidente interino para convocar a nuevas elecciones parlamentarias.

No más subsidios

Los subsidios son necesarios para acelerar el proceso de solución de la pobreza. Deben estar cobijados por una política económica que sea previsible, estable, segura, promueva suficientes fuentes de trabajo y contenga incentivos dedicados a enfrentar las causas de la pobreza. Es decir acompañados de planes educativos, de salud pública, de alimentación en edades tempranas de vida, para formar miembros que contribuyan al engrandecimiento de la sociedad, encuentren empleo y reciban un trato o vida digna.

El método mágico

La proximidad de la campaña electoral por los comicios municipales obliga a revisar los efectos del método D'Hondt aplicado a los resultados y, por ende, a la adjudicación de las concejalías de los principales cabildos. En las pasadas elecciones, el descuido de su aplicación por parte de los minúsculos grupos no oficialistas que descosían los secretos y la fuerza de las listas por alianzas permitió que el bando de AP los aplaste hasta la humillación. Es probable que en esta oportunidad tampoco les importe que el Régimen los barra, poniendo en serio peligro la estabilidad de los alcaldes que sean elegidos por opciones diferentes a las de Alianza País, como seguramente acontecerá en Guayaquil.

Transparencia y confianza

La construcción política que tiene que ver con la gobernabilidad, para un mayor grado de cooperación entre el Estado, instituciones y actores sociales, debe crear un lazo social de confianza, acorde con los cambios del escenario.

LA ECONOMÍA SE DESACELERA

Una vez presentada la cifra del Presupuesto General del Estado de 2013, que creció en 24% con relación con el del ejercicio fiscal 2012, la magnitud de ese incremento, al decir de expertos, no guarda proporción con el crecimiento de la economía en un 5,5%. El Presupuesto ha venido creciendo de manera sostenida desde el año 2007. En esa fecha se estimó en USD 10 000 millones. Hoy será de más de 32 000 millones.

Bolivia, al límite en libertad de expresión

El Gobierno está, desde hace rato ya, utilizando sus distintas potestades tributarias e institucionales para intimidar y presionar a aquellos que disienten de sus políticas o de sus conductas.