Tema

explotación petrolera

Alcaldes amazónicos entregaron 200 000 firmas

El colectivo Amazonía Vive entregó ayer al Consejo Nacional Electoral (CNE) 200 000 firmas para la consulta popular que impulsa, a favor de la explotación petrolera de los bloques 31 e ITT, en el Yasuní.

¡Yasuní!

Riqueza inigualable, por su gran biodiversidad, única en el mundo, generadora de gran cantidad de oxígeno, para la existencia humana, animal, vegetal, balance y equilibrio natural. De ser explotado el Yasuní se destruiría todo este valor intangible. No esperemos la destrucción para arrepentirnos. Ya se ha explotado maderas, minerales, pesca, flores, vegetales y la pobreza sigue. Veamos y aprendamos de Venezuela, mucho petróleo y no hay qué comer.

Correa dijo que a los Yasunidos les falta ‘mucho más de 100 000 firmas…’

El presidente Rafael Correa, en su enlace ciudadano, se refirió ayer, 15 de marzo, al proceso de recolección de firmas que encabeza el grupo Yasunidos, para impedir la explotación petrolera en el ITT, ubicado en esa reserva.

El ITT, prioridad en el horizonte petrolero

El desarrollo de los campos Ishpingo, Tambococha y Tiputini (ITT) es el proyecto más factible en el horizonte petrolero en corto plazo y que garantiza los mejores réditos económicos, según los cálculos del propio Régimen y también de analistas consultados.

El plazo se vence para presentar las firmas

La carrera para lograr la recolección de firmas por el Yasuní llega a la recta final. Hoy (05 de marzo de 2014), el colectivo Yasunidos, que acoge a un grupo de organizaciones sociales para dejar 920 millones de barriles de petróleo bajo tierra, impulsará la campaña que busca recoger las 583 324 firmas, que corresponden al 5% del padrón electoral.

La tragedia del Yasuní

Aquel 5 de marzo los waos lo repetían: "Él avisó muchas veces y nadie hizo nada". Voces sórdidas se escuchan en el video que documenta el hallazgo del cadáver de Ompure y la agonía de su esposa Buganey, lanceados por taromenane. Fueron muertos en la selva del Bloque 16.

Nuevo Rocafuerte, la frontera ‘viva’ vive lentamente

Entre las 9 y las 10 pm se juega fútbol en la única cancha iluminada del pueblo. No importa si es domingo o lunes. Las tiendas lucen abiertas hasta la misma hora todos los días. Nuevo Rocafuerte es el último pueblo ecuatoriano en el Río Napo. Se llega a esta población la “frontera viva” tras un viaje de 12 horas por el turno (canoa). La vida en este poblado fronterizo es muy diferente a los movimientos comerciales que ocurren en otros puntos limítrofes del Ecuador.

Yasuní y soberanía

La amenaza de la explotación del petróleo en el Yasuní, territorio de pueblos en aislamiento voluntario, pone en cuestión conceptos centrales de la política moderna, como el concepto de soberanía. En nombre de la soberanía, el Estado ecuatoriano plantea el derecho a disponer de los recursos de un territorio específico, apelando a intereses superiores, aun cuando esa intervención amenace la vida de estos pueblos.

Revolución y Yasuní

La 'radicalidad' de la revolución ciudadana se está verificando al impulsar la explotación del Yasuní. Una revolución que cabalga sobre el desarrollo de las fuerzas productivas, que está consciente del riesgo que supone introducir tecnología extractivista en un área de altísima fragilidad socioambiental, y que sin embargo lo hace. Una revolución que apunta a convencernos que, el dominio de la naturaleza por parte del hombre finalmente se ha realizado, y que gracias a esa realización es factible satisfacer las ingentes necesidades que ese mismo desarrollo desata de manera irrefrenable. Una revolución que dice ser de izquierda, pero que aparece como vanguardia de un capitalismo depredador que no se interroga por los límites de la acumulación, sino que, al contrario, hace de la acumulación de capital a toda costa, la palanca para la consecución de bienestar. Una revolución capitalista sui géneris que se presenta como socialismo del siglo XXI y que apunta a construir lo que Max Weber ilust

Universos paralelos

Imagínese un universo paralelo, parecido al nuestro, pero donde la política económica hubiera hecho innecesario explotar el Yasuní.