Tema

explosión gir

Municipio y Bomberos no tienen catastro de polvorines en Quito

Siete días después del estallido en el cuartel del Grupo de Intervención y Rescate (GIR), ayer aparecieron nuevas revelaciones. Ni el Municipio de Quito ni los Bomberos sabían exactamente en qué sectores de la ciudad operan áreas de almacenamientos de explosivos. Esto, pese a que los casaca rojas son responsables directos de emitir los permisos de funcionamiento de este tipo de lugares.

Policía no informó del búnker, dice ministro Ponce

La explosión en el GIR devela más dudas en el accionar de las instituciones del orden.

USD 600 000 costará reparar el cuartel del GIR tras la explosión del búnker

La garita de acceso al GIR sigue sin ventanas. El edificio principal igual. Adentro se limpiaron escombros y el zinc de los techos de los galpones luce destruido. En el cuartel, donde el jueves explotó un búnker, los policías casi no hablan y quienes deciden hacerlo piden el anonimato. “No sabemos cuándo arreglarán esto”, dice un policía, mientras camina junto al árbol de Navidad y al nacimiento iluminados en la entrada principal del GIR. Ayer, los constructores preparaban un informe sobre los daños internos en la unidad policial y del costo de las reparaciones. En la tarde, técnicos dijeron que los trabajos costarían USD 600 000. ¿Quién pagará esas readecuaciones? El informe de los técnicos pasará al Ministerio del Interior, para que se cubran los gastos. De hecho, esta Secretaría de Estado pidió el lunes que el Ministerio de Finanzas desembolsará USD 1 millón para la emergencia. ¿Las instalaciones del GIR estaban aseguradas? En la Policía nadie responde esta pregunta. Hay hermetismo.

Bomberos no autorizó el búnker del GIR

El hermetismo marca a la investigación. Los técnicos que hasta la semana pasada explicaban razones de por qué ocurrió la explosión en un búnker del Grupo de Intervención y Rescate (GIR) en Pusuquí, ayer dijeron que tenían órdenes ‘precisas’ de no hablar.

Municipio dice que no conocía la existencia de explosivos en el GIR

A cuatro días de las explosiones registradas en el Grupo de Intervención y Rescate (GIR), ubicado en Pusuquí, las evaluaciones continúan. Esta mañana, la directora de Seguridad del Municipio, Lourdes Rodríguez, informó en una entrevista de TV, que las autoridades de la Administración La Delicia, encargada de la zona noroccidental de la ciudad, desconocían sobre la presencia de explosivos en esta institución policial. "He revisado lo que había en la administración Zonal La Delicia, en realidad no se conocía que allí existía un búnker. No había ese conocimiento, y por eso no había un plan específico. Entiendo que la Policía sí lo tenía", dijo la funcionaria en EcuadorTV. "Era un búnker que estaba administrado de manera adecuada, por eso no hubo víctimas mortales. Pero ya está fuera (del lugar), añadió Rodríguez. Además, informó que se realizó la evaluación de la zona, que comprende unos 1 000 metros a la redonda del sitio de la explosión, y que se evidenció que "estamos preparados para l

El estallido deja secuelas en los niños

Al llegar a la puerta de la Escuela Simón Rodríguez, Alan González se resistió a entrar. Su madre, Lorena Cárdenas, le tomó de la mano y él no despegaba los pies del piso y movía la cabeza. No quería hablar. El niño de seis años estudia en la escuela ubicada en la calle Los Luceros, junto a las instalaciones del Grupo de Intervención y Rescate (GIR), donde el pasado jueves se registraron tres fuertes explosiones.

‘Nunca me gustó que maneje explosivos’

Glenda Hernández sintió un nudo en la garganta cuando ingresó la tarde del jueves a la sala de terapia intensiva del Hospital de la Policía Nacional y supo que su esposo, el sargento Mauricio Herrera, tenía quemaduras de primer y segundo grados en la cara, cuello, brazos y piernas.

La cobertura por daños en casas es gradual

Mery Morales faltó ayer a su trabajo para recoger los vidrios desperdigados en los dos pisos de su casa, en el conjunto Cántaros IV, Pusuquí. La explosión del polvorín del Grupo de Intervención y Rescate (GIR) hizo estallar cuatro ventanales.

El búnker que guardaba los explosivos del GIR se instaló hace 15 años en Pusuquí

El policía cogió un megáfono en la mano y comenzó a pedir a los vecinos que salieran de sus casas. “Desalojen por favor, salgan de inmediato”, decía. Las sirenas de un patrullero sonaban insistentes y la entrada principal al Grupo de Intervención y Rescate (GIR) lucía bloqueada. Eran casi las 14:00 y la evacuación tomó por sorpresa a los vecinos del barrio John F. Kennedy, en Pusuquí.

Nueva evacuación en los alrededores del GIR

Un día después de la explosión en el Grupo de Intervenciones y Rescate (GIR), una nueva evacuación inició hacia las 14:00 en los alrededores de este cuarte policial y duró más de una hora. El objetivo fue sacar todo el explosivo que se encontraba en el GIR. El búnker con ese material será llevado al sector de El Quindé, vía a la Mitad del Mundo. En la puerta de este lugar, según la cúpula policial, se originó la explosión. Con un parlante portátil, los policías, de casa en casa, pidieron a la gente que se alejen del lugar al menos un kilómetro, confirmó este Diario. Los agentes custodiaron las viviendas que quedaron vacías. El conjunto Los Cántaros I y el barrio John F. Kennedy fueron los lugares evacuados. Pelotones de uniformados caminaron por la avenida Manuel Córdova Galarza. La vía fue cerrada y esto causó congestión vehicular.