Tema

esclavitud sexual

Las activistas yazidíes Nadia Murad y Lamiya Aji Bashar ganan el premio Sájarov

Las activistas yazidíes Nadia Murad y Lamiya Aji Bashar, víctimas de esclavitud sexual perpetrada por el Estado Islámico (EI) en Iraq, ganaron este 27 de octubre del 2016 el premio Sájarov que concede el Parlamento Europeo (PE) a la libertad de conciencia.

Esclavas sexuales

Isis, Isil, EI, Daes, Da-ish, como quiera llamarlo, no oculta la esencia islamista del grupo. El mismo “daesh” o “da-ish” encierra inherentemente el concepto de Islam. Es decir, un grupo de varias decenas o cientos de miles de personas unidas por una creencia religiosa y el objetivo de establecer un territorio gobernado por una teocracia absolutista. Esto es, establecer una sociedad cuyo gobierno se rige a una interpretación de los textos religiosos del islam. Porque lo siniestro de los textos religiosos es que se interpretan. Cualquiera, con el suficiente poder de coerción y leyendo a conveniencia partes de la Biblia o Corán, puede ejercer su autoridad sobre otros. La ONU y testigos presenciales han acusado a Isis de secuestro y violación de miles de mujeres y niñas hasta de 12 años de edad. Los teólogos de Isis han normado el uso de esclavas sexuales mediante una serie de mandatos que “legalizan” y regulan esta práctica. El verso 33:50 del Corán menciona la posibilidad legal de mujer

Esclavitud y machismo radical

Las mujeres fueron engañadas con falsas promesas. Oriundas del Caribe, viajaron para hallar oportunidades en Ecuador. Ilusionadas. Se endeudaron en cientos de dólares, lo necesario para obtener cartas de invitación y comprometerse al pago de pasajes aéreos costeados por hombres desconocidos, ecuatorianos y extranjeros.

El 84% de las víctimas de trata es convencido con falsas promesas

Era la primera vez que Mariela, de 15 años, veía unos zapatos con tacones tan grandes. En el interior de un cabaré, en El Triunfo (Guayas), una mujer le entregó ese calzado que la hacía ver cinco centímetros más alta. Le pasó una falda diminuta que casi no cubría sus piernas y le pintó los labios de rojo. Seis horas antes, en mayo de 2014, la adolescente se despidió de sus padres, en Portoviejo, y les dijo que un amigo le consiguió un trabajo de empleada en Guayaquil.

Archivos secretos revelan la presencia de esclavas sexuales en la Segunda Guerra Mundial

China publicó más de 110 000 documentos confidenciales de las autoridades y el ejército japonés durante la Segunda Guerra Mundial, entre ellos algunos que prueban la existencia de ‘esclavas sexuales’ que sirvieron a los soldados nipones durante la guerra. Según indica hoy, 27 de abril, la prensa estatal, los documentos, difundidos ayer, incluyen cartas escritas por soldados japoneses, artículos de periódicos y archivos militares recogidos en la década de 1950, además de numerosas fotografías. China publicó el material por primera vez debido a que la editorial ‘China Thread-binding Books’ compró los derechos de los documentos, un material que Estados Unidos recopiló tras la guerra pero que devolvió a Japón en 1979. El material ofrece, según la prensa estatal, "pruebas concluyentes" de que miles de mujeres, procedentes tanto de China como de la península de Corea, eran utilizadas como esclavas sexuales de los soldados de las tropas niponas. El Ejército japonés "asignó proporcionalmente a

Suplementos digitales