Columnistas

La orfandad doctrinaria

En tres décadas se cumplirán 200 años de aquella frase impactante “proletarios del mundo uníos” que se difundió en 1848 dentro del Manifiesto Comunista de Marx y Engels para terminar con el capitalismo, abolir la propiedad privada de los medios de producción y terminar con las clases sociales exp...

…Hablando de monarquía

Al pueblo se le dijo que la Constitución de Montecristi (2008) sería la mejor del mundo y, por tanto, se la reformaría en al menos 30 años. Ya existe una enmienda desde enero de 2012.

Esos son

Acaban de pasar unos días amargos y felices en los que los colombianos asistimos, al mismo tiempo, en transmisión simultánea, a dos espectáculos contrapuestos.

Constituciones pioneras

En medio del proceso independentista, una preocupación de los actores de los pronunciamientos autonomistas iniciales fue poner reglas para el funcionamiento de los gobiernos.

Asia vista desde Asia

Parece un juego de palabras pero no lo es. En Occidente se mira a Asia con respeto, cautela, un grado de desconocimiento y hasta temor.

Gimnasia para la oposición

La oposición política al Gobierno -en caso de existir- debiera aprovechar los recursos dialécticos que son usuales en política. Estos permiten utilizar, estratégica o aparentemente, lo mismo que sostiene el adversario produciendo algunas veces neutralización o, en términos bélicos, contraataque.

¡Hasta dónde hemos llegado!

El martes pasado, este Diario publicó una noticia abrumadora: en el sur de Quito, en la ciudadela Atahualpa, un joven grafitero que se hallaba en plena faena fue atacado y falleció por asfixia según el reporte médico legal . ¡Hasta dónde hemos llegado!

Miedo al pueblo

El Gobierno ha convertido a la consulta popular en un fantasma. De abono de la democracia ha pasado a ser una plaga que amenaza con destruir la cosecha revolucionaria.

Sin color

Algo le pasó a la revolución que se le ha ido quitando el color. Como cuando se lava una prenda en cloro. Ya no es multicolor ni lleva la bandera del arcoíris que llevaba antes. Para la revolución esa bandera que cobija a los indígenas ya no es suya. Para la revolución, la bandera indigenista cob...

¡Buen viento y buena mar!

Luego de muchos años de encontrarme con ustedes en esta columna, ha llegado el momento de decir adiós, quizá por un rato corto o por un tiempo largo.