Tema

colegios

Cuide a su hijo de la droga al ir a clases

Los primeros contactos fueron por Facebook. Tras conocerse personalmente se hicieron novios en un par de meses. Pero Karina L. (nombre protegido), de 14 años, supo algunos días después que su novio, de 17 años, era parte de una red de microtráfico en Quito.

Nueva señalización en escuelas y colegios

A menos de un mes de iniciarse el año lectivo en el Distrito, en 200 establecimientos educativos ya se coloca señalización horizontal y vertical. Los trabajos concluirán el 15 de septiembre.

El microtráfico expande su territorio en Guayaquil

La Policía considera que el microtráfico de droga está buscando ampliarse a través del expendio y reclutamiento en planteles educativos y sus alrededores. Según la Dirección Nacional Antinarcóticos, en el país se decomisaron hasta julio 21,3 toneladas de droga, apenas cinco menos que todo lo capturado en el 2011. De esa cantidad, 10,8 toneladas se han incautado en Guayas. Los operativos llevaron a la detención de 237 personas, solo por tráfico. En Guayas, el número de detenidos (por tenencia y tráfico) sumó hasta este mes 550 personas. El mes pasado la Policía detuvo a otro sospechoso de expender pequeñas cantidades de droga a estudiantes en un plantel de Guayaquil. Un hombre de 21 años fue presentado por Antinarcóticos el pasado 8 de junio tras una denuncia de los directivos de un plantel del centro de la urbe. Los docentes denunciaron que el hombre se valía de dos adolescentes para ingresar las dosis al plantel. En el interior las ocultaban en los baños. El sector La Florida, en el n

Los niños volvieron a jugar en la Bolsa

Ayer se realizó la fase final de la octava edición del Juego de la Bolsa, que es organizado por la Bolsa de Valores de Quito (BVQ).

En Santo Domingo, la inseguridad ronda a los estudiantes

No puede olvidarse sobre lo ocurrido. Carlos B. tiene 16 años y cursa el quinto año de bachillerato en un colegio de Santo Domingo de los Tsáchilas. Él fue víctima de la delincuencia en las afueras de la institución. Hace dos meses, al salir de clases, dos hombres, de entre 30 y 40, años le siguieron. “No me percaté de su presencia, porque al mediodía muchas personas circulan”. Al llegar a la avenida principal, donde hay una parada de buses, notó que los desconocidos se le acercaron. Entonces, el bus se estacionó y el joven intentó subir. Mientras sacaba el dinero del pasaje, uno de los hombres le abrazó por la espalda y le arranchó la mochila. Carlos B. intentó bajarse, pero el autobús arrancó. “Nadie me ayudó. Algunos compañeros de mi colegio se rieron. Todo fue rápido. No pude perseguirlos”. Su madre, Carmen M., trató de poner una denuncia en la Fiscalía, pero no tenía pruebas y en la mochila no había objetos de valor. Por eso dice que se abstuvo. Según Édison Pazmiño, de la Policía

El robo de mochilas y celulares crece en Esmeraldas

Los desconocidos se sustrajeron la mochila que llevaba en la espalda y un teléfono celular. Luis Y. salía de su jornada estudiantil en un colegio del centro de Esmeraldas, a las 13:15. De pronto fue abordado por dos jóvenes. “Tendrían entre 18 y 20 años”. Usaban gorras, zapatos deportivos de marca y camisas y pantalones que parecían nuevos. “No levantaban sospechas. Me imaginé que iban a ver a las chicas como ocurre todos los días fuera de los colegios”, dice el estudiante. Pero cuando él caminó cerca de ellos, uno lo abrazó y puso un cuchillo a la altura de su estómago. El alumno no supo qué hacer. Sucedió tan rápido que pocos lo notaron. “A esa hora no había policías en el lugar para que salieran en mi auxilio”, asegura Luis Y. Desde entonces, cuando suena el timbre de salida se une a un grupo de 10 compañeros para estar más seguro. Lo hacen desde el año anterior. Es la única forma de evadir los asaltos. Las afueras de las escuelas y colegios se han vueltos inseguras. Especialmente e

Indagación por muerte del alumno en colegio guayaquileño se dilata

Dos de las tres personas indagadas por la muerte de un estudiante en la piscina de un colegio guayaquileño no se presentaron hoy a rendir su versión.

El emprendimiento crece en el país

Las ideas que se transforman en negocios están proliferando en el país. Y aunque no todas llegan a sostenerse en el tiempo, los emprendedores no se detienen.

El legado de Juan Montalvo se vive en dos planteles educativos

‘Mi pluma lo mató”, es la frase que Erick Llumiquinga, de 11 años, más recuerda del escritor Juan Montalvo, referente de su escuela en el valle de Los Chillos. Cuando se le pregunta qué más conoce del ambateño, con soltura responde: “Él luchó contra el ex presidente García Moreno y por la libertad”.

Aquí se forja una cantera de bastoneras

‘Dame una S, Simón, dame una B, Bolívar, C S B, Colegio Simón Bolívar ras”. Esta frase se escucha con fuerza desde uno de los patios del tradicional plantel, ubicado en las calles Benalcázar y Olmedo, en el Centro Histórico de la capital.