Búsqueda

640 resultados para «Colegio Montúfar »

Virginia Lasso siente la sangre de los próceres

En la vivienda de Virginia Lasso hay un principio que perdura en el tiempo. Para ella una revolución consiste en una búsqueda de una identidad personal. El mensaje es parte del legado familiar dejado por sus ascendientes Juan de Salinas y Javier y Francisco Ascázubi, dos próceres. El padre de Virginia, Patricio Lasso (quinta generación descendiente) relató a sus vástagos, la sexta generación, dónde está la huella heroica de la familia y citó como prueba de los hechos la hacienda La Ciénega (Cotopaxi). “La familia ha estado por 300 años. La hacienda, propiedad de los Lasso, es una huella real de los hechos. Esa fue casa del Marqués de Maensa y es una herencia por el lado de los Ascázubi. Allí se hicieron reuniones para la Independencia”, relata Virginia. Las historias que escuchó motivaron a la mujer a recorrer el Centro y participar de los actos que recuerdan el Primer Grito desde hace dos años. Lasso no quiere que el tiempo borre la huella. Ella transmitió a sus hijos Andrés y Fernand

Colegios Montúfar, Gran Colombia y Odilo Aguilar recibieron solicitud de Brigada Simón Bolívar para dar charlas

Redacción SociedadEl director Provincial de Educación de Pichincha, Luis Calle, indicó hoy que una subcomisión dentro de la comisión de Defensa Profesional, investiga el caso del colegio Ángel Modesto Paredes.En el plantel, ubicado en las calles Egusquiza y Zaruma, en Los Libertadores, en el sur de Quito, se habría recibido la visita de miembros de la Brigada Simón Bolívar (BSB), un brazo político dirigido por José Ignacio Chauvin.Calle ratificó que está prohibido hacer proselitismo político en las instituciones educativas. No quiso adelantar criterios sobre los temas tratados por la BSB frente a unos 70 alumnos de segundo y tercero de bachillerato de este centro con 670 estudiantes.Calle sostuvo que los rectores de los colegios Montúfar, Gran Colombia y Odilo Aguilar también recibieron una solicitud de la BSB, para dar charlas a los estudiantes. Pero estas autoridades negaron el pedido.No quiso precisar cuándo habrá un informe sobre el colegio Ángel Modesto Paredes e indicó que el per

Pate CA no sabe si terminará el puente de la Napo

Redacción Quito En la avenida Napo y Upano, en el sur, el tema de conversación entre los moradores del sector y los estudiantes del colegio Montúfar es la caída del puente en construcción. La estructura, de 32 metros, colapsó el sábado, a las 09:30, cuando un grupo de albañiles fundía la losa. Cinco albañiles estuvieron heridos. Ellos fueron transportados a las clínicas Vozandes, King Medical y Especialidades del Sur. Cuatro de los cinco empleados fueron dados de alta el martes. Uno de ellos permaneció hasta ayer en el Hospital Vozandes, con una fractura en el tobillo. Juan Reyes, contratista de la constructora Pate CA, sostiene que los gastos médicos de los cinco albañiles fueron solventados por la empresa. “Ellos tuvieron Seguro Social y nosotros nos responsabilizamos íntegramente”. Carlos Quintana, morador de la calle Napo, solicita al Municipio que realice un nuevo estudio y para ver si es procedente construir el puente y así “evitar problemas”. Sin embargo, Iván Alvarado, gerente

Irresponsabilidad del Municipio de Quito

Édgar Yépez C. Es realmente irresponsable el papel del Municipio de Quito en el caso del accidente causado por el derrumbe del puente peatonal frente al Colegio Montúfar, ubicado en las calles Napo y Upano, a las 09:30. Curiosamente, hasta las 12:45 no apareció ningún inspector municipal y el Ing. Juan Reyes estuvo presente a las 10:00 sin justificar lo sucedido. Todos sabemos que durante los preparativos para una fundición de losa los técnicos deben encontrarse presentes para que se proceda a la fundición. Una obra ‘de ingeniería’ realmente minúscula que se construía por pedido de los alumnos del Montúfar a causa del accidente que causó la muerte de Fernando Jaramillo, quien murió atropellado frente al referido plantel de educación y que el alcalde Paco Moncayo, en su momento, se comprometió a levantar el puente peatonal para evitar más accidentes. Cómo es posible que una obra que arrancó en marzo pasado, a los cuatro meses, al fundir la losa y por su propio peso se derrumbe, causando

La circulación vehicular fue normal ayer en la av. Napo

Redacción Quito Solo los restos del cemento. Esa fue la única huella que quedó ayer sobre el pavimento en la av. Napo y Upano, en el sur, tras la caída del paso peatonal que estaba en construcción. La estructura, de 31 metros, colapsó a las 09:30 del sábado, cuando un grupo de aproximadamente 15 albañiles de la empresa Pate CA fundía la losa. De ellos, cinco resultaron heridos. Ellos estuvieron hospitalizados hasta el domingo en las clínicas De Especialidades del Sur, King Medical y Vozandes. El estado de los trabajadores es estable. El sábado, desde las 13:00, un grupo de trabajadores de la constructora y de la Empresa Municipal de Movilidad y Obras Públicas (Emmop) removió los escombros. La estructura se cortó para ser transportada con facilidad. Se desconoce a dónde fueron llevados los escombros. Juan Reyes, contratista de la obra, inspeccionó el lugar. “Esperamos tener claros los resultados de las investigaciones, no conocemos las causas del problema”. En un comunicado de prensa, l

La circulación vehicular fue normal ayer en la av. Napo

Redacción Quito Solo los restos del cemento. Esa fue la única huella que quedó ayer sobre el pavimento en la av. Napo y Upano, en el sur, tras la caída del paso peatonal que estaba en construcción. La estructura, de 31 metros, colapsó a las 09:30 del sábado, cuando un grupo de aproximadamente 15 albañiles de la empresa Pate CA fundía la losa. De ellos, cinco resultaron heridos. Ellos estuvieron hospitalizados hasta el domingo en las clínicas De Especialidades del Sur, King Medical y Vozandes. El estado de los trabajadores es estable. El sábado, desde las 13:00, un grupo de trabajadores de la constructora y de la Empresa Municipal de Movilidad y Obras Públicas (Emmop) removió los escombros. La estructura se cortó para ser transportada con facilidad. Se desconoce a dónde fueron llevados los escombros. Juan Reyes, contratista de la obra, inspeccionó el lugar. “Esperamos tener claros los resultados de las investigaciones, no conocemos las causas del problema”. En un comunicado de prensa, l

Cinco heridos dejó ayer la caída de un paso peatonal en Quito

Redacción Quito Un fuerte estruendo alarmó ayer a los moradores de la av. Napo y Upano, en el sur de Quito. A las 09:30, el soporte del puente peatonal, que se construye frente al colegio Montúfar, se derrumbó. Cinco albañiles, que en ese instante fundían la losa del nuevo paso peatonal, resultaron heridos. Amable Guaytarilla, de 22 años, Francisco Chango (32) y José Lincango (33) fueron atendidos, según los bomberos, en el Hospital Vozandes. En el caso de Wilmer Chango (23) y Juan Bravo (35) fueron llevados, por personal de la central del 101 de la Policía, a las clínicas de Especialidades del Sur y King Medical, respectivamente. Todos ellos sufrieron politraumatismos. Hasta las 13:00 de ayer, los pacientes permanecían en las clínicas, en observación. Juan Carlos Quintana, morador del sector, cuenta que algunos de los obreros cuando sintieron que la estructura, de 31 metros, se venía abajo, saltaron. “A otros no les dio oportunidad, uno de los chicos tenía rotas las piernas, a otro le

Cinco heridos dejó hoy la caída del paso peatonal en la av. Napo

Redacción Quito Un fuerte estruendo alarmó hoy a los moradores de la av. Napo y Upano, en el sur de Quito. A las 09:30, el soporte del puente peatonal, que se construye frente al colegio Montúfar, se derrumbó.Cinco albañiles, que en ese instante fundían la loza del nuevo paso peatonal, resultaron heridos. Amable Guaytarilla, de 22 años; Francisco Chango (32) y José Lincango (33) fueron atendidos -según los Bomberos- en el hospital Vozandes. En el caso de Wilmer Chango (23) y Juan Bravo (35) fueron llevados por personal de la central del 101 de la Policía a las clínicas de Especialidades del Sur y King Medical, respectivamente. Todos ellos sufrieron politraumatismos. Hasta las 13:00 de hoy, los pacientes permanecieron en las clínicas, en observación, estables. Juan Carlos Quintana, morador del sector, cuenta que algunos de los albañiles cuando sintieron que la estructura, de 31 metros, se venía abajo, “saltaron, a otros no les dio oportunidad, uno de los chicos tenía rotas las piernas,

Las papeletas van a las parroquias

Reds. Ambato, Cuenca, Santo Domingo y Guayaquil El movimiento en las oficinas de las delegaciones del Consejo Nacional Electoral (CNE) de Chimborazo, Tungurahua, Bolívar y Cotopaxi se aceleró ayer. Los funcionarios coordinan el envío del material electoral a las parroquias rurales. En Chimborazo, la distribución será desde las 08:00 de mañana. A esa hora se iniciará la movilización de las papeletas hacia la parroquia Cañi, en Colta. Esta jurisdicción es una de las más distantes. 3 985 vocales de las juntas parroquiales serán elegidos en las urnas el próximo domingo.Para los comicios del domingo se instalarán dos mesas intermedias. La primera funcionará en el Colegio Galicio, del cantón Alausí. Allí se realizará el escrutinio de las juntas receptoras del voto de Alausí, Chunchi y Guamote. La segunda estará en el Colegio San Felipe, en Riobamba. En este lugar se escrutarán las actas de los cantones Penipe, Chambo, Colta y Guano. Las actas de Cumandá y Pallatanga se procesarán en las ofic

El peatón tiene 6 días para educarse

Reds. Judicial y Guayaquil Paquito, el policía de felpa y traje verde oliva, tuvo ayer una mañana ajetreada. De la mano de su titiritero, Diego Vásquez, se dedicó a concienciar a los peatones que violaban la Ley Vial. Los dos se apostaron en dos puntos críticos del tránsito en Quito: el Colegio Montúfar, en la av. Napo, en el sur, y la U. Central, bajo el puente peatonal de la avenida América, en el norte. Pese a que el operativo era evidente, no tanto por los ocho policías, sino por el tumulto de periodistas con cámaras de TV, micrófonos y grabadoras, los caminantes infringían la Ley. Paquito entraba en acción. Vásquez fingía su voz hasta llegar a parecer la de un niño y les decía: “Por favor utilice los pasos peatonales o cebras. No arriesgue su vida”. En respuesta oía argumentos como: “Tengo vértigo por eso no subí por el puente”. Vásquez, que también tiene cara de bonachón y empezó hace dos años a educar a la gente con Paquito, sonreía. Luego sus compañeros, con cara de serios, les