Dos páginas web del Ecuador ofrecen cenas en casas, a cargo de expertos con diversas tendencias gastronómicas.

Dos páginas web del Ecuador ofrecen cenas en casas, a cargo de expertos con diversas tendencias gastronómicas. Fotos: Captura

Sábado 09 de diciembre 2017

#gastronews

Portales para acceder a experiencias culinarias

Ana Belén Veintimilla (I)

Plataformas digitales para reunir extraños, amigos o familiares y disfrutar de la comida son las nuevas experiencias culinarias que se filtran en el mercado ecuatoriano.

Los portales como Airbnb abrieron una nueva experiencia logrando cambiar el negocio hotelero al permitir que la gente ponga sus casas a disposición de los viajeros. Desde el 2012 en Europa y EE.UU. este modelo de negocio ha saltado hacia las cocinas con diferentes enfoques como cocinar para un público viajero o tener a los chefs como anfitriones, entre otras opciones.

EatWith es una de las aplicaciones más populares. De origen israelí esta ‘app’ ha logrado posicionarse porque ofrece cenas, brunch o almuerzos en casas con familias, y ya trabajan en 200 ciudades.

En Ecuador esta tendencia está recién empezando a reflejarse a través de emprendimientos locales. Al momento se encuentran activas plataformas como Chefstable.ec y Searchef.com que dan alternativas al público que busca algo más que comer en un restaurante en Quito.

Chefs Table Ecuador nació por esta corriente mundial que se conoce como ‘social dinning’, dice Andrés Jaramillo, presidente de la empresa. Para él, el público no solo quiere comida, sino formas de involucrarse, conocer las preparaciones e historias detrás de la misma.

El portal ofrece al público una selección de chefs y cocineros tanto empíricos como profesionales, quienes abren sus casas o espacios gastronómicos para recibir a los comensales. Allí muestran una gama de estilos culinarios como menús degustación, chocolatería, cocina mexicana y ecuatoriana, entre otras alternativas.

Patricia Enríquez ofreció su departamento como locación por el gusto de cocinar y de ser anfitriona. Su ‘restaurante’ tiene el nombre de El Quinto Piso, pues es la posición de su departamento.

Enríquez sirve una propuesta de tapas españolas con maridaje de vinos, en 10 platillos la experiencia y conversación dura cerca de cuatro horas.

David Silva vio esta página como una vitrina para dar a conocer sus habilidades con el chocolate. Su propuesta combina variedad de chocolates, bombones, maridaje con cerveza, bebidas de chocolate y hasta una preparación en vivo para que el público conozca el valor del cacao ecuatoriano.

Aquí las mesas se van llenando con amigos o desconocidos, por lo que las experiencias no son solo con los platillos, sino con la idea de compartir la mesa con gente nueva.

Searchef, por otro lado, ofrece un servicio de chefs a domicilio, pero el portal también se abre a clases de cocina en casa, un servicio de catering y asesoría gastronómica para restaurantes.

En el portal, los chefs que participan tienen experiencia en el campo, pero aquí dirigen la cocina de la casa de los comensales. José Luis Egas, gerente general de la empresa, explica que el proyecto partió desde su tesis universitaria en la que buscaba conectar a los chefs con el público de una forma más directa que permita probar nuevos sabores y estilos.

Las experiencias variarán con cada cocinero, pero Egas resalta que existen opciones de comida desde cocina ecuatoriana, asiática, mediterránea hasta parrilladas. Pero aquí es el comensal el que decide lo que preparará el chef.

Michael Wells, chef colaborador del portal, explica que vio a Searchef como una oportunidad para mostrar su gastronomía. Él se enfoca en la alta cocina, pues tiene escuela francesa. Tras trabajar en Suiza, Francia y Barcelona, regresó al Ecuador donde quiere mostrar que la cocina gourmet puede llegar a los hogares desde estas plataformas.

La dificultad para instalar restaurantes imposibilita a muchos cocineros a mostrar sus platillos. Jaramillo resalta que el país tiene mucho talento no expuesto y, en ese caso, estos portales son una puerta para llegar a públicos no imaginados.

En esto coincide Egas, para quien la web ayuda a los cocineros a generar ingresos y un nombre mientras se abren un camino por el mundo culinario.

A través de estos portales, el comensal tiene el control de decidir el tipo de experiencia que desea y solo está a un clic de distancia.