La variante Ómicron es menos severa y más controlable, según expertos

La variante Ómicron es menos severa y más controlable, según expertos

Contenido patrocinado

Menos personas necesitan tratamiento hospitalario para enfrentar la nueva variante Ómicron. “En comparación con las demás variantes, con una reducción que va de un 30% a un 70%”, indica James Gallagher, periodista especializado en Salud y Ciencia de la BBC.  

A partir de noviembre del 2021, la Organización Mundial de la Salud (OMS) se enfoca en conocer los efectos que pueda tener esta variante. Entre las medidas adoptadas para combatir la enfermedad, están incluidas las vacunas.   

La vacunación es necesaria para reducir la frecuencia de los cuadros graves de la enfermedad y las defunciones. Es necesaria incluso en el caso de la variante delta que, en estos momentos, es la dominante”, afirma en la OMS en un artículo sobre la situación actual relativa a la variante Ómicron.  

Según este organismo internacional, todas las vacunas utilizadas actualmente, continúan previniendo con eficacia los síntomas graves y la muerte por covid-19. Esto, además, de las medidas de bioseguridad como el uso de la mascarilla, el distanciamiento físico y el lavado de manos durante 20 segundos.  

La variante ómicron es controlable y no es mortal, a esto se refirió Guillermo Lasso, presidente de la República. “Mientras que en el 2021 llegábamos a 43 fallecidos cada 1 000 contagiados, hoy no se llega ni siquiera a uno”, afirmó. 

Europa se flexibiliza frente a la variante Ómicrón   

Cada país ha emitido pronunciamientos y ha establecido medidas al considerar al SARS-CoV-2 como una endemia. Expertos epidemiólogos se refieren al tema. Anthony Fauci, asesor de Salud del Gobierno de Estados Unidos, señaló que “la población está pasando de una pandemia a una endemia. Un coronavirus que ya no paralice las sociedades, es posible”. 

En los últimos días se ha dado a conocer que la pandemia por coronavirus se podría convertir en endemia. Los especialistas piensan que el coronavirus SARS-CoV-2 se ha atenuado y eso continuará en el tiempo. Es decir que no tendrá grandes picos de contagios, incluso lo comparan con un resfriado común.  

Elena Sevillano, en una publicación de diario El País, explica que “en el caso del Reino Unido, miembros del gobierno de Boris Johnson apuestan claramente por tratar al covid-19 como una enfermedad endémica”.  

Mientras que España propone eliminar pruebas y contabilizar cada caso, para pasar a una vigilancia similar a la de la gripe, en la que una red de médicos, sean quienes determinen cómo avanza el virus.  

El Centro Europeo para el Control y Prevención de Enfermedades (ECDC) anima a los países a hacer la transición desde un sistema de vigilancia de emergencia a otros más sostenibles. Orientados a objetivos. Esperan, que más Estados miembros cambien a un enfoque de vigilancia sostenible a largo plazo.   

Los gobiernos se refieren a la transición de pandemia en endemia

David Leonhardt, a partir del 30 de abril de 2020, escribe el boletín diario The Morning para The New York Times. En ese documento ha determinado que Estados Unidos al parecer, sigue un patrón de Ómicron similar al de Sudáfrica, Gran Bretaña y otros países.   

Se trata de un aumento rápido y enorme durante aproximadamente un mes, seguido de una rápida disminución, respecto a los casos, luego en las hospitalizaciones y finalmente, en los decesos. Mark Woolhouse, profesor de la Universidad de Edimburgo, afirmó que una infección individual podría ser relativamente leve para la gran mayoría de las personas.  

“Estamos ganando a la variante Ómicron”, declaró Eric Adams, alcalde de New York, quien en una rueda de prensa destacó el importante descenso del número de casos. Asimismo, Dave Chokshi, responsable de Salud de New York afirmó “estamos en el descenso de la cumbre de Ómicron, pero todavía tenemos mucho trabajo por hacer para llegar a la base”.  

España se ha propuesto dejar de contabilizar cada caso y pasar a una vigilancia similar a la de la gripe. El pasado 12 de enero del 2022, Carolina Darias, ministra de Sanidad del Gobierno Español sostuvo “hay que analizar cómo va a ser la transición con el objetivo de encontrar la solución a una enfermedad pandémica que, poco a poco, se está convirtiendo en endemia”.

Mientras que, en Ecuador, “el confinamiento está descartado”, según declaraciones del presidente Guillermo Lasso el 4 de enero del 2022. Esto, con el fin de evitar una afectación a la economía. Afirmó que el plan de vacunación está funcionando y que los contagios con la variante ómicronno son letales.  

Las medidas establecidas por los gobiernos en distintos países sobre esta nueva variante se deben a que la sociedad no puede vivir constantemente en aislamientos. Tampoco pueden estar en constantes estados de emergencia, ni poner en riesgo la actividad económica, ya que se encuentran en reactivación los diversos sectores productivos.