Ecuador demanda más empresas ambientalmente responsables

Ecuador demanda más empresas ambientalmente responsables

SICMA::EL COMERCIO


(P)

Ecuador demanda más empresas ambientalmente responsables

Publirreportaje

Las grandes empresas del mundo invierten en su gestión
ambiental

con tal cuidado como lo hacen con sus ventas. La intuición acertada
de una compañía reconoce el deseo de los consumidores por elegir
empresas ambientalmente responsables a la hora de la compra.

Ecuador no es la excepción, un estudio del grupo Consultor Apoyo
llevado a cabo en 1 052 hogares ecuatorianos, en años pasados,
señaló que el

98% de los consumidores del país considera que es muy importante
que las empresas sean socialmente responsables.

Y de este grupo, el 73% indicó que uno de los factores que hacen a
una empresa socialmente responsable es su preocupación por el
ambiente. Lo que muestra una dirección específica para las compañías
en el momento de qué y cómo vender.

Ahora, ¿están las empresas ecuatorianas preparadas para responder a
esta demanda? El experto en ambiente, Francisco Aguirre, Gerente
General de

SICMA ECUADOR -una de las consultoras ambientales más fuertes del
país-, afirma que aproximadamente apenas el 14% de las empresas a
escala nacional cuentan con permisos ambientales.

Entonces, la respuesta sería que no. La cifra muestra todavía un
largo camino pendiente por construir para sostener una relación
armoniosa entre ambiente y negocios.

Expectativas de los consumidores y obligaciones a cumplir

No es suficiente cumplir con los estándares mínimos de la
legislación ambiental, para ganarse el favor del consumidor.

La empresa debe procurar cumplir fielmente con sus obligaciones

ambientales e incluso superarlas para generar un

óptimo posicionamiento, incrementar su reputación y ganar a la
competencia
.

A la par que el mercado demanda empresas ambientalmente
responsables, la autoridad ambiental también lo hace. El Ministerio
de Ambiente y Agua del Ecuador exige que las empresas se regularicen
y obtengan sus permisos.


El cumplimiento de estas obligaciones se logra de la mano de
consultoras sólidas como SICMA ECUADOR
, empresa que asiste la gestión ambiental de diferentes
multinacionales, en sus diferentes sectores industriales y giros de
negocio.

SICMA ECUADOR

La consultora ambiental SICMA fue reconocida con el
“Premio Empresa Ecuatoriana del Año 2021”, por el Instituto
Internacional Latin American Quality (LAQI) por lograr una
calidad de negocio que vincula
objetivos de triple impacto
(Ambiental-Social-Gobernanza), cumpliendo así con su misión de
innovar la consultoría ambiental en el país, mientras apoya la
consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Para la entrega del Premio también se consideró
la rigurosidad del manejo de sus

procesos internos, óptima satisfacción del producto con sus
clientes

y su alineación con las
nuevas tendencias empresariales globales .

SICMA Ecuador mantiene alianzas estratégicas con
organizaciones internacionales como el grupo de
consultoría español Grupo IG, Pacto Global de Naciones Unidas,
DIATOM Environmental Services LLC de Estados Unidos.

En cuanto a sus alianzas nacionales SICMA se ha
vinculado con el sector académico desde las universidades para
mantener actualizada su propuesta técnica; con el sector empresarial
mediante vínculos de trabajo con cámaras comerciales; y, con
fundaciones de conservación para afianzar su servicio a la sociedad.

En materia de innovación, SICMA también se destaca por marcar su
propia ruta en la digitalización de servicios junto a HeVA, un
departamento de gestión ambiental en línea, patentado y con un
hosting en Estados Unidos.

HeVA, la herramienta de gestión ambiental de hoy

HeVA (Herramienta de Verificación Ambiental) es una plataforma en
línea que pertenece a la nueva era de tecnologías en consultoría 2.0
para entregar al cliente, el

control total de sus procesos de forma cómoda y exitosa desde el
lugar donde se encuentre
.

Gracias a HeVA, los clientes de SICMA avanzan en el mundo digital.
Ya son algunas multinacionales con las que trabaja la consultora que
están ahorrando tiempo y dinero mientras garantizan su
productividad.


La sociedad seguirá demandando que sus proveedores de bienes y
servicios cuiden del medioambiente

y las generaciones más jóvenes harán de este pedido, una exigencia y
una obligación. Lo confirmaron las últimas elecciones. Es un tema
ineludible que las empresas deben enfrentar y ponerse a trabajar
sobre ello ya.