notas-slider
"No puedo hablar ahora, los necesito", con ese mensaje una mujer pidió ayuda mediante una llamada de teléfono. La joven fingió que llamaba a pedir una pizza, pero en realidad alertó a la policía de que se encontraba en peligro.