En los últimos años, América Latina es una de las regiones donde más se ha cuestionado sobre las políticas de drogas planteadas en el mundo. Y aunque se haya avanzado en reformas, el control de sustancias estupefacientes no parece alejarse de la herramienta penal como principal respuesta de gobierno.
Ninguno de los dos finalistas, de Creo y Alianza País, salió bien parado en el ‘Homofómetro’. El medidor en forma de semáforo, que calificó las posturas de los presidenciables, en torno a las demandas de gais, lesbianas, bisexuales, trans e intersexo (Glbti). Esa fue una iniciativa de Voto Informado Glbti, cuyos resultados fueron expuestos al final de la primera vuelta. Para el balotaje, los activistas reiteran sus planteamientos.
En Ecuador, seis de cada 10 mujeres de 15 a 64 años han sufrido violencia. La cuarta parte de ellas ha enfrentado abuso sexual. Eso dice la Encuesta Nacional de Relaciones Familiares y Violencia de Género, del INEC, publicada en el 2012.
Cuando los ingresos de la familia no alcanzan para cubrir todos los gastos a fin de mes existe un déficit. Algo parecido le ocurre al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) en el tema de atención de salud.
La‘revolución en salud’, como bautizó el Gobierno a su gestión en este sector, ha estado marcada por el aumento de la infraestructura,del personal médico,de derivaciones a clínicas privadas y por otros hitos como la atención de enfermedades catastróficas.
EL COMERCIO buscó profundizar las ofertas delineadas en los planes de gobierno de los candidatos Guillermo Lasso (Creo) y Lenín Moreno (Alianza País), con preguntas puntuales para cada uno en el ámbito de educación. Aquí las respuestas de sus equipos de trabajo.