Para sostener la dolarización es necesario que haya liquidez, que ingresen más dólares de los que salen del país a través de las operaciones de comercio exterior.
En 10 años, el gobierno de Rafael Correa impulsó 22 reformas tributarias. Sus objetivos estaban relacionados con la redistribución de la riqueza, la estimulación del empleo, la producción de bienes y servicios y el cambio de hábitos de los ciudadanos.
Los desembolsos del Gobierno proyectados en el Presupuesto estatal integran el gasto público.
La deuda pública es uno de los principales retos que deberá asumir el nuevo presidente.
La expectativa del Gobierno es que la minería aporte con el 4% del Producto Interno Bruto en 2020.
Al igual que en otras actividades económicas, el Estado tiene un papel preponderante en el sector petrolero.