Simón Espinosa Cordero

Zeus castiga a Florentino

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 3
Sorprendido 0
Contento 17
Domingo 10 de marzo 2019

La moral en la Grecia Clásica se basaba en la moderación. “Ser cuerdos en todo y no querer nada en demasía” eran las normas del vivir cotidiano. En griego, el traspasar los límites impuestos por los dioses a los hombres mortales de ese pequeño mundo de aguas azules y montañas doradas recibía el nombre de hibris, que se traduce como “desmesura”.

Los sabios de la Grecia crearon el mito de Prometeo, para condenar toda soberbia. Érase un titán que robó el fuego del hogar de los dioses para dárselo a los griegos. Zeus, “el padre de los dioses y los hombres”, le castigó por tan grande desmesura. Ordenó que llevaran a Prometeo hasta la cordillera del Cáucaso y lo encadenaran a las rocas de una de esas cimas. Envió a su águila para que picara y picara y picara el hígado de Prometeo a lo largo del día. Llegada la noche, Zeus sanaba el hígado del titán mientras el águila dormía, de suerte que el tormento fuese eterno.

Zeus ha castigado a Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, con cuatro picotazos en diez días. Cuatro pérdidas sucesivas en casa, ante el Girona, un modesto equipo catalán; contra el separatista Barcelona, en la Copa del Rey; con el Barcelona de la Liga y de Piqué y de Shakira, y contra un equipo livianito, el Áyax de Ámsterdam, que lo eliminó de la Liga de Campeones. Llanto en el club y en los hinchas del mejor equipo de la historia de nuestro planeta en decadencia.

¿Cuál fue la desmesura de Florentino para merecer tan cruel castigo? En realidad, fueron dos desmesuras, la de 2018 y la de 2014. El 12 de junio de 2018, tres días antes del debut de España, el Real Madrid C.F.- alias Florentino Pérez-, dio a conocer que, terminado el Mundial, Julen Lopetegui. entrenador de la selección española, sería el director técnico del Real Madrid. Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol, destituyó a Lopetegui, porque no se le había comunicado ese fichaje, como manda la Ley. Entre gallos y medianoche, se nombró a Fernando Hierro, gran jugador nada más, en reemplazo de Lopetegui. España jugó bonito y fue eliminada en octavos de final.

Desde el 2014 y la contratación de James Rodríguez, Florentino dejó de contratar jugadores estrella para ahorrarse dinero, aunque acertó en 2016 al poner de entrenador a Zinedine Zidane. Un ahorro para su desmesura: un proyecto de 600 millones de euros con la finalidad de recubrir con una piel mecánica el estadio Santiago Bernabéu y transformar totalmente el entorno: gran plaza, hotel, centro comercial y nuevos atractivos.

Esta columna va para los jubilados. ¿Queréis no envejecer, no aburriros, no amargaros? Aficionaos al fútbol nacional, internacional, femenino, masculino. El fútbol es vida, alegría, pasión, elixir de vejez feliz. El IESS debería entregar una tele a cada jubilado, a fin de redimirse de su infame y desmesurado latrocinio. Jubilados: soñad con un balón, seis palos y un golazo.