Sebastián Mantilla

El virus Covid-19

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 22
Miércoles 04 de marzo 2020

Más temprano que tarde llegó a Ecuador el Covid-19. Ya son 7 casos registrados. Todavía sin víctimas. Sin embargo, la expansión de este nuevo virus originado en la ciudad China de Wuhan avanza rápidamente en otras zonas del planeta (más de 60 países), aumentando cada día el número de personas contagiadas y fallecidas.

En una nota de prensa publicada el día de ayer en el Diario El País (España) se dice que el Covid-19 es más contagioso y probablemente más letal que otros virus. La gripe común tiene un número reproductivo de 1,3 (cada infectado pasa la enfermedad a 1,3 personas). La H1N1, cuando se presentó en el 2009, llegó a tener un número reproductivo de 1,5. En el Covid-19, éste es de 2 – 3.

Eso explica que el número de infectados por el Covid-19 en los primeros 30 días haya sido mayor al brote del SARS en el 2003 y de la H1N1 en el 2009. Si en el 2009 hubo 300 muertos asociados a los primeros 77 mil casos (0,4%), el Coronavirus (Covid-19) en el mismo lapso ha dejado 2.200 fallecidos (2,8%). Siete veces más.

No se trata de generar alarma, angustia y preocupación en la población. Al contrario, es importante que estemos debidamente informados y conozcamos la real dimensión del problema. De ahí que sea muy importante que como ciudadanos sigamos los protocolos y procedimientos que se recomiendan. Higiene de manos, uso de pañuelos desechables y, en el caso de presentarse los síntomas, evitar aglomeraciones para no contagiar a otras personas.

No obstante es fundamental que las acciones tomadas por el gobierno sean acertadas y tiendan a controlar la proliferación del coronavirus, así como brindar la atención oportuna para evitar que el número de fallecidos aumente. En China, Italia y otros países donde la expansión del virus se ha disparado se han aplicado medidas severas como el cierre de comercios e industrias, espectáculos públicos, suspensión de clases, entre otras.

En el caso del Ecuador llama la atención que, pese a las campañas de información que se han realizado, brille la improvisación. No es justificativo decir que países como China, Estados Unidos, Corea del Sur, Italia o España no han estado del todo preparados y que este virus les ha tomado por sorpresa. La Secretaría Nacional de Riesgos y el Ministerio de Salud deberían servir para algo. ¿Dónde están los planes de operaciones de emergencia para este tipo de amenazas? ¿Tenemos simulaciones, análisis de escenarios y protocolos para actuar en función del avance de la epidemia en un grado A, B o C? ¿Hay una estructura de coordinación inter-institucional para enfrentar este tipo de riesgos? ¿En estos casos, cuáles son las funciones y el grado de responsabilidad de entidades públicas y privadas?
Nos falta mucho por hacer. Ojalá que esto sea motivo para ponernos a trabajar y exigir del Gobierno (incluido a los GADs) respuestas y acciones contundentes para enfrentar este tipo de riesgos.