Alfredo Astorga

Ventanilla de negocios

Ecuador estrena Canciller en 2002. Y con él nueva política exterior. El empresario Juan Carlos Holguín fue nombrado Ministro de Relaciones Exteriores. Han surgido aplausos y también críticas, en especial referidas a su experticia y al carácter político de su designación.

Sin embargo, lo trascendente -todos estos nombramientos son políticos- refiere a la misión ecomendada…“promover los acuerdos comerciales y abrir la economía para continuar la reactivación de la inversión extranjera y el empleo”. Coherencia con las políticas internas de crecimiento económico, apertura, reducción del estado, inversión, privatización, receta FMI.

Prevalece una visión economicista de la política y la vida. Se apuesta al pragmatismo y se entierra la hiperideologización del Correísmo. Nos abrumarán entonces con aranceles, exportaciones, competencia, mercado. Si no hay alteraciones, nos convertirán en una especie de ventanilla de negocios.

La visión economicista resulta estrecha para los tiempos globales. Una cosa es priorizar una política y otra volverla exclusiva. Los primeros discursos no ofrecen visiones integrales. Predominan ausencias, empezando por el diagnóstico de las condiciones mundiales, que habría sido ideal, se construya participativamente. Un cocimiento desde y para el poder.

Se han opacado temas esenciales, rozados apenas por los Cancilleres. No hay posturas sobre integración, corresponsabilidad, frentes multinacionales. Al menos 5 temas -sin ánimo de exclusiones- corren riesgo de esfumarse: narcotráfico y violencia, salud (pandemia y más), migración, cuidado de la naturaleza, turismo. Temas multinacionales por excelencia. No se resuelven en soledad.

Sin duda, faltan tópicos relevantes: derechos, corrupción, tecnología, cultura y ciencia. La apertura debería dar pistas también sobre estos temas. En todo caso, lo que se aprecia es pequeñez de mirada frente a desafíos inmensos de la globalización. Ecuador es más que un mercado. La política exterior no se agota en el comercio.

Suplementos digitales