León Roldós

El túnel al hoyo

valore
Descrición
Indignado 32
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 18
Miércoles 11 de noviembre 2020

Un túnel debe ir desde un espacio abierto a otro espacio abierto. En la relación de Petrocecuador con Seguros Sucre, desde el 2010, es lo contrario, el túnel ha conducido a un hoyo de corrupción.

El 25 de diciembre del 2014, Petroecuador contrató con Seguros Sucre la póliza de Seguro de Todo Riesgo Petrolero y las de Responsabilidad Civil, Marítima y No Marítima, con vigencia para dos años. Ya desde el 2010, esa empresa controlaba las coberturas de la empresa petrolera, por el monopolio que el 2008 Correa estableció a favor de las aseguradoras Sucre y Rocafuerte, manejadas por los de su entorno, con el argumento de que siendo de propiedad de entidades del Estado, todo el negocio debía quedarse “puertas adentro”. En la realidad, los beneficiarios fueron los que estaban en el poder y los de su entorno.

En seguros, lo importante es compartir riesgos, por la vía de los reaseguros, porque siempre puede haber posibilidad de siniestros. Y ahí estuvo la pillería direccionada desde el correato. Hubo un manejo mafioso de reaseguros, con sobrevaloraciones, desvíos de primas y lavado de dinero, usando vínculos gansteriles para los reaseguros, también pagando sobornos a los funcionarios de Petroecuador y de otras entidades, para que no digan “pío”.

Ejecutivos de Seguros Sucre están procesados en Estados Unidos – algunos ya confesaron sus prácticas ilícitas, en los gobiernos de Correa y Moreno-.

El contrato del 2014, venció el 2016, pero, de entonces para acá, por supuestos errores y omisiones, éticamente inexplicables, por los “tufos” de que podrían ser intencionales, se han caído/tumbado varios procesos licitatorios, a fin de que continúe el túnel para los de Seguros Sucre, por lo que ha habido dieciséis extensiones de vigencia del contrato del 2014.

En septiembre del 2020, se convocó la licitación para los seguros indicados, proceso que debía cerrarse el 6 de noviembre del 2020. Recién el 28 de octubre del 2020, el Sercop – entidad controladora de la contratación pública- ordenó que se suspenda el proceso porque no había un estudio de mercado confiable, ¿después de casi 10 años del túnel para la pillería?, ¿por qué si eso pensaban en el Sercop,para los seguros de Petroecuador, no lo dijeron antes?
De tumbarse el proceso, se pasaría a la décimo séptima extensión para el túnel de Seguros Sucre, que además debe liquidaciones por siniestros producidos.

Un recurso de medida cautelar impidió la suspensión del proceso. Ahora Seguros Sucre, coincidiendo con otro oferente - que por un re-cálculo de costos, no podría ser adjudicado- estaría impulsando otra medida cautelar, que llevaría a esa décimo séptima extensión, ya hasta el próximo gobierno, para garantizar así el túnel para sus beneficiarios.