León Roldós

Los tremendistas

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 2
Contento 46
Miércoles 21 de agosto 2019

La práctica de estimular el miedo, aún a riesgo de generar pánico, sobre todo en temas económicos o de salud, o pre-anunciando siniestros, no es novedad en el mundo. Siempre han existido los tremendistas, pero la multiplicación de diversas tecnologías en la comunicación y de redes incrementa los peligros de que se ejecute tal práctica.

Los trolls -que publican y publicitan mensajes en foros, blogs, redes sociales y espacios de chats, pretendiendo generar credibilidad, usualmente remunerados, por quienes buscan sacar beneficio de una situación o hundir a otros- son la vía para el efecto.

Expreso lo anterior, porque en días recientes, con mala fe de algunos y temor de otros, dos temas fueron objeto de distorsión.

El uno fue el caso de la afectación por algunas horas del sistema informático de un banco nacional. Fue impresionante que a pesar de que el Banco, de inmediato, informó lo que estaba aconteciendo, comprometiéndose a su inmediata superación, cientos de trolls escribían que “se viene otro feriado bancario como el año 1999” -o frases parecidas- una falsedad absoluta, para generar la reacción de que se retire dinero de ese y de otros bancos.

Otro caso es el cuestionamiento -también vía trolls- del producto que se denominará “billetera móvil”, que sería operativo a partir de septiembre del 2019, en dos modalidades, una con bancos -BIMO-; y otra con cooperativas, BICO.
La billetera móvil será diferente del producto “dinero electrónico”, que usando al Banco Central promovió el ex presidente Correa, y se cuestionó por el riesgo de que se convierta en un medio de pago, sin el adecuado soporte del dólar real, indispensable en dolarización.

La billetera móvil siempre tiene como soporte el dólar real, que estará en un banco o en una cooperativa, con autorización para el efecto; y, el instrumento a usarse debe ser un equipo telefónico smartphone con servicio de internet -más del 50% de personas que usan celulares lo tienen-, el mismo que se utilice para llamadas cotidianas.

No se requiere tarjeta de crédito ni de débito. Cualquiera está en el derecho de usar una de éstas o preferir usar el teléfono como billetera móvil, en las cuantías autorizadas, o ir a la ventanilla de un banco o a un cajero automático, en las condiciones actuales. Ninguna vía queda excluida.

¿Tiene costo el servicio de billetera móvil? Si, para transferencias/pagos, USD 0,09; para retirar dinero de un banco o cooperativa, USD 0,45; y, para retirarlo de corresponsales no bancarios, cuales son los programas “Mi vecino” o el “Banco del Barrio”, USD 0,31.

Los costos de retirar dinero van a desalentar a los usuarios. Si alguien quiere retirar USD 45, le estaría costando ese retiro el 1%. Esto debe corregirse.