3 de February de 2011 00:00

Tratado de comercio

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Considero que es de vital importancia para el Ecuador suscribir un Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos de América, pues este continúa siendo nuestro principal socio comercial, ya que la tercera parte de nuestras exportaciones van a ese mercado.

Aspiro que en los próximos días, los legisladores estadounidenses acepten renovar, por lo menos por un año más, la Ley de Preferencias Arancelarias Andinas que permite que exportemos a ese país más de 600 de nuestros productos, aunque ello no es suficiente, pues esta no permite hacer inversiones a largo plazo, decisión en la que temo que pesará la no muy buena relación que ha mantenido nuestro Gobierno con el de Estados Unidos, gracias a que sacaron a los “gringos” de la Base de Manta, expulsaron al número dos de su Embajada en Quito, y al acercamiento con Venezuela e Irán, con los que ese país tiene serios conflictos.

Como ya lo han advertido diversos productores y exportadores, la cancelación del Atpdea afectaría seriamente la economía de nuestro país durante el 2011, por más de que el precio del barril del petróleo bordee los 100 dólares, por lo que es necesario que el Gobierno dejando a un lado discursos izquierdistas, logre un acuerdo comercial por lo menos con Estados Unidos y con la Unión Europea, que permita fomentar la producción nacional y la exportación de nuestros productos a esos países.

No creo que el fomentar la producción de fármacos y de repuestos de vehículos, con el objeto de reducir el déficit comercial del país, sea suficiente, ni que el objetivo del Gobierno deba ser el obtener que se reduzcan las exportaciones a los Estados Unidos, para que en su lugar exportemos más a Singapur, Corea y Argentina.

Como sostiene la Ministra Cely, es sumamente difícil en el corto plazo, sustituir el mercado de los Estados Unidos, al cual va el 46% de nuestras exportaciones no tradicionales.

Espero que el Gobierno desarrolle pronto, estrategias para fomentar las exportaciones a diversos países del mundo y para abrir nuevos mercados, pues la mera sustitución de importaciones de bienes de consumo -si bien es cierto que pueden permitir reducir el déficit fiscal- no es la solución que nuestros comerciantes e industriales esperan.

Lamentablemente en nuestro país, la política de comercio exterior es deficiente.

En lugar de pensar en otorgarle a los exportadores algún tipo de subsidio (siempre que no constituya “dumping”), para paliar la crisis que éstos deben enfrentar si no se renuevan las preferencias arancelarias antes mencionadas, es imprescindible que el Gobierno firme acuerdos comerciales con los Estados Unidos de América, con los países que conforman la Unión Europea y con nuestros principales socios comerciales en Latinoamérica, como es el caso de Colombia. Ojalá, esto se haga en el corto plazo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)