Fausto Segovia Baus

La Silla Vacía, ¿dónde está?

La Constitución, Art. 101, establece la figura de la Silla Vacía como un mecanismo de participación ciudadana en las sesiones de los gobiernos autónomos descentralizados. Esta norma constitucional ha sido recogida en otras leyes y códigos: la Ley Orgánica de Participación Ciudadana (Art. 77), el Código Orgánico de Ordenamiento Territorial, Autonomía y Descentralización –Cootad- (Art. 47), y el Código Municipal del Distrito Metropolitano de Quito, entre otras, que han servido de base para la expedición de numerosas ordenanzas en el país.

El mencionado Art. 101 de la Constitución dispone que “las sesiones de los gobiernos autónomos descentralizados serán públicas, y en ellas existirá la Silla Vacía, que ocupará una representante o un representante (sic) en función de los temas a tratarse, con el propósito de participar en su debate y en toma de decisiones”.

Esta disposición no ha sido evaluada, pero existen informes parciales que llegan a la evidencia sobre la no aplicación de esta garantía constitucional, que constituye un derecho de los ciudadanos y un deber de las instituciones. En este caso –como en muchos- la norma suprema, sus leyes conexas y reglamentos quedan en el limbo, y la intención de los legisladores, en nada o casi nada.

¿Cómo se puede fortalecer la democracia, a través de estos mecanismos que crean figuras jurídicas de papel que, en la práctica, erosionan las instituciones y dejan a la ciudadanía en indefensión? ¿Es que estamos viviendo un Estado fallido? Recuerdo una frase que explica, de algún modo, lo que sucede en el Ecuador: que “la Universidad está formando profesionales talentosos –con títulos, doctorados y maestrías-, para sociedades fracasadas”.

El cambio del sistema educativo es urgente, así como la formación de nuevos dirigentes centrados en la eficiencia y la ética, en la vocación de servicio público y no para servirse él. La Silla Vacía, en este contexto, debe ser utilizada sin trabas ni pretextos. ¡La democracia se fortalece con participación!