Enrique Echeverría

La sentencia

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Lunes 08 de agosto 2011
8 de August de 2011 00:02

Un cuerpo de proceso tiene 100 fojas; uno de 37, 3 700 fojas. Redactar en breves horas una sentencia de 156 páginas es tarea de romanos, excepto para un Juez ‘temporal’ que solo llega para el juzgamiento, comete sentencia condenatoria… y se va.

Un ‘temporal’ apresurado, resolviendo juicio propuesto por persona ‘natural’, emite fallo aplicando norma procesal que se relaciona con ‘autoridad’. Ordena tres años de prisión para los Directivos del diario El Universo y para un columnista de opinión; y el pago de USD 30 millones de dólares; pero también 10 millones por la empresa periodística.

Tratando de justificar su curioso fallo, que será objeto de análisis y hasta de burla en los círculos jurídicos, a los personeros del periódico señores Carlos, César y Nicolás Pérez, les aplica el Art. 42 del Código Penal como “autores coadyuvantes”, pero no menciona la parte de esa norma que exige que deben actuar…“de un modo principal, practicando deliberada e intencionalmente algún acto sin el que no habría podido perpetrarse la infracción”. Por carecer de conocimiento sobre la operación periodística, no advierte que el columnista de opinión es respetado en sus artículos, que no son censurados por los Directores. Un autor muy invocado actualmente, el doctor Raúl Zaffaroni, al tratar de la coautoría dice: “Tratándose de la forma dolosa, es claro que cada autor es solo responsable por lo que ha querido”.

Respecto de la empresa El Universo, siendo como es persona jurídica, vale nuevamente la enseñanza del Dr. Zaffaroni: “La mayor parte de la doctrina se inclina por considerar que no se trata de una mera cuestión legal, sino que la persona jurídica es incapaz de acción”. También: …“solo el ser humano, la persona natural, puede ser sujeto activo del delito”, a decir del profesor ecuatoriano Ernesto Albán Gómez, quien reconoce -igual que otros autores- que ha surgido corriente en el sentido de que la persona jurídica sea también considerada sujeto activo de delito, como en infracciones económicas.

Nuestro Código Penal es terminante. Al tratar de las personas responsables establece: “Art.32. Nadie puede ser reprimido por un acto previsto por la ley como infracción, si no lo hubiere cometido con voluntad y conciencia”. (Esos atributos no tiene una persona jurídica).

Desatender esta norma fundamental nos haría retornar a la Edad Media cuando se atribuían delitos a los animales. Entre los años 1368 y 1547, aplicaron pena de muerte a cerdos, toros bravos, un caballo; hasta enjuiciaron a ratas que habían “robado” la cosecha de cebada en una provincia de Francia. ¿Será por esto que a la sentencia contra El Universo la califican de “histórica”?

La sentencia permite al juez ‘temporal’, violar la legislación internacional y nacional y atentar contra la libertad de expresión y la seguridad jurídica.