Danilo Arbilla

Una señora muy rica y poderosa

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Lunes 05 de septiembre 2011
5 de September de 2011 00:01

Buenos Aires todavía es Buenos Aires. El paisaje ha cambiado y ya no es el de otrora, es cierto; se ven vendedores ambulantes, músicos, grupos de emigrantes extranjeros o gente del interior del país, pero igual a como se ven hoy en todas las grandes ciudades de Europa y de América; también, es verdad, pululan mendigos y hurgadores de basura.

Hay una sensación de inseguridad, que quizás está más acentuada por las recomendaciones que se le hacen al que llega en los hoteles o por los amigos. Nunca están demás, es cierto, pero pueden hacerle perder ese Buenos Aires que no ha desaparecido, con sus restaurantes, teatros, cafés, librerías, museos, galerías, espectáculos de todo tipo en lugares cerrados y al aire libre, para los que no alcanzan para disfrutarlos el día y la noche.

Lo que sí llama la atención en estos días son los vericuetos que deben realizar los taxis para llevarlo de un lado a otro por los atascamientos en el tránsito, debido a las manifestaciones de trabajadores en apoyo de sus reivindicaciones reclamando a empleadores y gobierno.

Lo curioso es que sus convocantes y quienes participan, dos semanas atrás votaron por la Presidente Cristina Fernández, seguramente conforme con como ella ha hecho las cosas. En ocho años (2002-2010) el patrimonio de los Kirchner (Néstor y Cristina) –desde que llegaron a la Casa Rosada- se multiplicó por 34. Pasó de unos 500 mil a 18 millones de dólares. Según su propia declaración de bienes, el matrimonio (aún vivo el ex presidente) recibió por alquileres en el 2010 , USD 2,5 millones (poseen 28 inmuebles), y USD 720 mil por interés de depósitos a plazo fijo. Desde hace mucho llama la atención el desmesurado crecimiento del patrimonio de la dupla presidencial. Algunos analistas hablan de operaciones extrañas e incluso, lavado de dinero.

¿Qué puede pasar? Aparentemente nada. Cuando en vida de Kirchner el tema fue investigado, los principales funcionarios auditores fueron desplazados o debieron renunciar. El juez Norberto Oyarbide, rápidamente sobreseyó al matrimonio. Por lo menos a la mitad de los argentinos esto no les molesta y hasta se sienten bien de tener una Presidenta rica y una de las cuatro o cinco mujeres más poderosas del mundo. Eso fue, por lo menos, lo que se vio en las primarias de agosto . Pero hay otra mitad que no lo vio así. Sin embargo, ya los analistas dicen que en octubre Cristina logrará una votación que superará a la obtenida en las primarias.

Sostienen que la oposición quedó aturdida, que no se ha dado cuenta que la mitad de los argentinos rechazan a la Presidenta y que, seguramente, buena parte de lo que los que la votaron no la quieren, pero que como no tienen otra opción, ella pasa a ser la menos peor. Muchos dirigentes de la oposición tras las primarias salieron en estampida y van a hacerle el juego al kirchnerismo.