Vicente Albornoz Guarderas

El riesgo país

valore
Descrición
Indignado 3
Triste 9
Indiferente 84
Sorprendido 1
Contento 39
Domingo 17 de enero 2021

El viernes, el riesgo país del Ecuador era de 1.150 puntos básicos. Esa es una manera complicada, extremadamente complicada, de decir que la gente no confía en el Ecuador. La pregunta es por qué no confían en nosotros.

Y lo de los 1.150 puntos básicos es sólo una manera de medir el nivel de desconfianza en uno de los muchos aspectos que se presenta y significa que los bonos ecuatorianos están pagando un rendimiento en el mercado internacional que es 11.5% más alto que un bono comparable de los Estados Unidos.

Pero esa es sólo una de las muchas manifestaciones que tiene la desconfianza que generamos como país. La otra, la económicamente más importante es que, por esa misma desconfianza la gente no quiere poner su dinero en el Ecuador. O, para ser más exactos, no quiere comprometerse a dejar su plata en el Ecuador por un período largo, a no ser que le paguen una alta tasa de interés.

Hoy, en instituciones financieras con buenas calificaciones de riesgo, se puede obtener tasas, en dólares, de hasta 9% por un depósito a un año plazo. Esa es una tasa altísima y difícilmente se paga tanto por un depósito en dólares en cualquier parte del mundo. Esa altísima tasa es el resultado de que la gente piensa muchas veces antes de poner su plata por un plazo largo en un país como Ecuador y sólo lo hace si le pagan realmente bien.

Pero, al mismo tiempo, eso significa que esas mismas instituciones tienen que prestar a tasas por encima de lo que pagan y eso condena al país a tener créditos con altas tasas de interés.

Repitamos la lógica de la cadena causal: como a la gente le da susto dejar su dinero por un largo plazo en el Ecuador, sólo lo hacen si los bancos les pagan bien por sus depósitos. Como los bancos tienen que pagar tasas altas, cuando prestan plata, tienen que cobrar tasas todavía más altas.

Pero claro, la gran pregunta es por qué nos ven como un país de alto riesgo, por qué no confían en nosotros. Y la respuesta es por una mezcla de varios factores. Por un lado, haber entrado en moratoria por cinco veces en los últimos 40 años no aporta a la buena fama del país.

Por otro lado, somos un país donde las visiones de la economía son tan diversas que la política económica puede cambiar diametralmente con un cambio de gobierno. Eso nos convierte en un país realmente impredecible, lleno de políticos a los que les encanta refundar la República haciendo algo lo más distinto posible de su antecesor.

Y como existen candidatos que proponen barbaridades económicas y como siguen teniendo algún chance de triunfo, cualquier persona con un poco de sentido común sabe que en el Ecuador puede pasar, literalmente, cualquier cosa. Y eso genera incertidumbre y eso mantiene las tasas de interés altas.

@VicenteAlbornoz