León Roldós

1.466 puntos, Riesgo País

valore
Descrición
Indignado 26
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 13
Miércoles 04 de marzo 2020

Información al viernes 28 de febrero del 2020. El riesgo país es un indicador que mide los riesgos de no pago de deuda. Mientras más alto sea el indicador, más duras serán las condiciones de crédito para un país – tasas de interés y otras- y los papeles de deuda pública en los mercados internacionales se depreciarán, vía descuentos o rechazos.

A inicios del 2020, el riesgo país del Ecuador estuvo en el orden de los 805 puntos, pero las percepciones se fueron deterioraron. Al 3 de febrero se elevó a 1.033 puntos y al 28 de febrero subió a 1.466 puntos.

De mayor a menor riesgo, Venezuela tiene las cifras de mayor riesgo país del mundo, siempre al tope, a febrero del 2020 estuvo en 12.907 puntos. Argentina está en segundo lugar de riesgo en nuestro continente, a febrero 28 del 2020 registró 2.226 puntos. El Ecuador estuvo tercero en enero del 2020, con sus 805 puntos, puntuación disparada para arriba, a 1466 puntos, al cierre de febrero, con un incremento del 54.9%

Los tres países están muy distanciados de los siguientes de la Región. Al 24 de febrero, Brasil se situó en 208 puntos, Colombia en 172 puntos y Perú en 98 puntos. Esa distancia –de los tres países, en relación a los otros países de la región, también se observa en las calificaciones de crédito de las tres calificadoras más significativas, que son Moody’s, Standard & Poor’s y Fitch.

Moody’s tiene a la deuda externa del Ecuador, con la calificación de “Caa”, igual que la de Argentina. “Caa” corresponde a la séptima línea de calidad, de más a menos, entre nueve, desde excelente a pésima. Venezuela, está en la novena, que es la de default, porque no paga su deuda externa, y prioriza convenios con China, Rusia y otros países, por créditos en que están primando decisiones políticas. Con Standard & Poor’s y Fitch la deuda ecuatoriana está calificada en “B -“, lo menor de B, apenas por encima de la calificación de Moody’s.

El Ecuador, en tiempos de Correa, no transparentó las condiciones ni costos de contratación de deuda externa. La Contraloría requirió la información. Aun no se la ha entregado. ¿Cuánta corrupción esconderá?

¿Todo está perdido? No, pero no debe permitirse que la percepción sea que la economía está al garete, por falta de transparencia, en varias cosas, montos de deuda interna “por verificar”, atrasos en pagos, ofreciendo créditos en lugar de comprometer un plan de pagos, entre otras prácticas, todo esto acumulando miles de millones de dólares.

El “discurso – ofertas” sigue pronunciándoselo, a sabiendas que en los meses que vienen será muy difícil cumplir en pagar o transferir lo ya exigible, salvo que se quiera priorizar las ofertas y dejarse “colgando” deuda real – “salados” aquello a los que no se les paga, por quizás no tener “contactos” alguien decía- .