Roberto Salas

Reinicio

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 2
Contento 38
Viernes 03 de julio 2020

Ojalá tomemos este momento como un reinicio sin olvidar los riesgos aún existentes. Parecido a lo que hacemos en nuestros dispositivos cuando en un problema serio es necesario reprogramar todo para volver a funcionar bien.

Prefiero este enfoque ya que impulsa a recuperarse del shock económico y emocional de la era covid-19, a considerar la resiliencia como una nueva capacidad útil para futuros shocks que no tardarán, permite regenerar ecosistemas destruidos y comunidades empobrecidas por los excesos sin control o malos manejos.

También nos empuja a reinventar el capitalismo y la democracia para regirnos conscientes de los límites del planeta, las fronteras de la ética y la tolerancia de las poblaciones.

Pensando en la oportunidad del reinicio, promovimos un conversatorio con el filósofo colombiano Bernardo Toro, donde se habló de la importancia de convocar a las élites para aprovechar la diversidad que estas ofrecen y así lograr consensos básicos pero suficientes para lograr un propósito común.

La palabra “élites” es confundida con los centros del poder económico, cuando se trata de aquellos líderes que tienen la capacidad de influenciar y movilizar a decenas de miles de personas, incluyendo líderes sociales, políticos, comunitarios, desde comunidades religiosas a redes de vendedores ambulantes.

Los consensos son tarea difícil, a veces parecen imposibles, pero hay que tratar. Dicen que son más fáciles cuando hay una catástrofe o cuando son impuestos, pero estos últimos por antidemocráticos terminan en tiranía con crisis peores.

Para llegar a un propósito común, el primer paso es aterrizar las tendencias que definen el contexto.
Por ejemplo, el Consejo Empresarial para el Desarrollo Sostenible cree que hasta 2030 la desigualdad, el nacionalismo, el aumento de tensiones globales, enfrentamientos intergeneracionales, y la interdependencia, serán tan importantes como la expansión de la tecnología informática para la innovación, y que los gobiernos han legitimado su capacidad de intrusión en la vida de las personas por el tema de proteger la salud pública lo que trae sus propios riesgos.

A esto se añade los temas locales como la corrupción y la falta de institucionalidad para combatirla.

En este contexto, los líderes, de cualquier élite o sector, actuarán en función de lo que la sociedad les exige. Por esto es necesario la activación social colectiva, no solo de uno o dos sectores.

El activismo de la población se manifiesta en su responsabilidad en las elecciones de sus representantes, vigilar la transparencia de los actos, exigir rendición de cuentas , y presionar por sistemas educativos idóneos.

Busquemos un reinicio que nos permita recorrer una hoja de ruta hacia la recuperación eficaz con cohesión social, que nos conduzca a un desarrollo más sostenible y justo.