Texas prohíbe a las escuelas públicas que exijan el …
Una niña de 11 años pelea y escapa de un secuestrado…
Gasolinas alcanzarán precio internacional en agosto …
Sectores comercial, turístico y empresarial perdiero…
Un aluvión destruyó cinco galpones con 30 000 gallin…
Guillermo Lasso recibirá las credenciales del CNE ac…
Las vías estatales y las cuencas hídricas de Azuay f…
Gerente de la Epmaps se presentará ante el Concejo M…

Sin propuestas

La oposición política no tiene propuestas alternativas y así mal puede haber un proyecto distinto de gobierno para presentar en las próximas elecciones presidenciales. Su accionar se ha limitado a oponerse y a criticar sin proponer, con la lógica catastrofista, la magnificación de una crisis; sin posicionar una agenda propia que le permita plantear al pueblo elector otra alternativa distinta de gobernar. Esta carencia puede ser una debilidad severa en una contienda electoral que se reducirá a que el pueblo escoja entre la continuación de Correa o el reemplazo por un candidato creíble, ecuánime, serio, que piense hacer las cosas de otra forma, con planteamientos que seduzcan al electorado y que puedan ser asimilados con entusiasmo y confianza por los ecuatorianos, en ejercicio pleno de sus derechos democráticos.

Lo sustancial en un proyecto alternativo es someter a la consideración popular un nuevo camino para concretar en hechos ciertos los postulados de justicia social, la inclusión, la igualdad de oportunidades, porque una cosa es preconizar ésta y otra es equiparar las posibilidades de capacitación de los pobres para competir con los demás en el aprovechamiento de esas oportunidades. Para ello es básico profundizar los trabajos para mejorar la calidad de la educación y al mismo tiempo generar empleo para el ecuatoriano ya capacitado, pues de lo contrario la capacitación puede resultar estéril y frustrante.

Para lograr más empleos formales un proyecto alternativo debe impulsar la producción con valor agregado nacional. Contrariamente a lo que ha hecho el gobierno de Correa, debe promoverse un pacto político y económico con los dueños del capital para que inviertan no solo en vitrinas para vender cosas importadas sino para hacer fábricas, producciones de alta tecnología, desarrollo minero amigable con el medioambiente; en un marco de respeto mutuo, desechando la contradicción permanente para ir por un camino correcto hacia la verdadera justicia social. No proseguir con la confrontación y la segmentación sino trabajar para la cohesión social es algo en lo que coincidirá la mayoría de los ecuatorianos.

Un proyecto alternativo debe tener en cuenta la importancia de la clase media, que debe ser impulsada hacia arriba para que siga progresando, sin atosigarla con impuestos y trabas. Que sea una clase media productiva, fuerte, competitiva a base de su buena preparación, con créditos baratos e infraestructura productiva moderna, porque la política social debe ser universal. De otro modo la clase media no apoyará un proyecto progresista y será cautivada por el discurso de la derecha económica y política. Un programa alternativo socialmente justo, mediante el cual ganemos todos, debe incluir a los excluidos pero no excluir a los incluidos, como se menciona en un interesante documento de la CAF.

Las propuestas

Jorge Yánez / Presidente  de la cooperativa de buses Translatinos

‘Hay intersecciones donde el semáforo está demás’

El tema de la movilidad es grave porque no existe planificación. En más de una década no han existido proyectos técnicos para mejorar la paupérrima red vial de Quito. Una acción inmediata para descongestionar el tránsito en el sur sería habilitar el paso de los buses por la calle Manglaralto, que está paralela a la av. Maldonado. Los conductores de buses intentamos circular por esta vía, pero los policías nos multan por salirnos de nuestras rutas.

También se debe optar por la luz intermitente de los semáforos. La sincronización no está de acuerdo con la circulación. En 500 metros hay cuatro semáforos, que son inservibles para controlar el tránsito. Hay que tomar en cuenta que por el cierre de la Simón Bolívar,  camiones y tráileres circulan por la Maldonado. Es un caos. Los 500 buses que brindan servicio al sur de la ciudad salían cada cuatro minutos, ahora es cada 15. Una propuesta a largo plazo sería la construcción de una vía paralela entre las avenidas Maldonado y Simón Bolívar, desde Cutuglagua hasta El Trébol.

Edwin Reyes / Coordinador de Seguridad de Confiteca

‘Se adelantaron los recorridos de la empresa’ 

Desde el viernes pasado, cuando ocurrió el primer deslave en la av. Simón Bolívar, la empresa registró retrasos en el ingreso del personal. La congestión vehicular causó  atrasos de hasta 20 minutos, en especial de quienes viven por la zona del desastre. En Confiteca laboran 800 personas. Esto perjudica enormemente a la empresa. Por ejemplo,  el personal del área de producción debe estar 10 minutos antes de su jornada.

Una medida que se adoptó para evitar las demoras fue adelantar el horario de los recorridos del transporte de la compañía. Ahora,  las busetas recogen a los trabajadores 20 minutos antes del horario habitual. Además, se implementó un sistema de noticias vía correo electrónico. Personal de seguridad monitorea las vías que están congestionadas y cuáles son las posibles rutas alternas. La información se envía permanentemente a los conductores de los vehículos de la empresa y a quienes se movilizan en sus carros particulares. Las medias se mantendrán mientras duren los trancones en el sur.

Jorge Salinas / Presidente de comerciantes del Mercado Mayorista

‘Las compras se deben hacer por horarios’

La congestión vehicular no es un problema reciente. El caos en el tránsito  no solo en el sur, sino en toda la ciudad es desde siempre. Ahora está agravado por el cierre de la Simón Bolívar. Para evitar los trancones, en el Mercado Mayorista se trabaja en la noche y madrugada. La carga y descarga de productos empieza desde las 21:00. A esa hora, el tránsito en la ciudad disminuye un poco y facilita el ingreso de los productos.

Durante el día, la circulación en los alrededores del mercado es caótica, esto a pesar de que constantemente se trabaja con la Policía y el Municipio. Por ello, la recomendación a los clientes es que si van a hacer compras al por mayor deben acudir entre las 03:00 y 06:00, en ese horario hay menos vehículos, porque  los camiones que abastecen a los comerciantes terminan de descargar y  se retiran.

En cambio, para las amas de casa, lo aconsejable es que concurran en dos horarios, a las 10:00 y a las 15:00. Es preferible no ingresar al mercado con el vehículo. En el Mercado Mayorista hay 1 317 comerciantes.